Por @Alvy — 4 de Agosto de 2003
[Vía MeFi] Hay que verlo para creerlo. Un extraordinario experimento de Jim Gasperini proporciona volumen 3-D a fotografías planas, tomadas a «un ojo» de distancia, con solo mostrarlas en rápida sucesión, en un sencillo GIF animado.

Hay quien dice que al parecer el cerebro es capaz de «colocar» en cada ojo la imagen (fotograma) que corresponde, recomponiendo una especie de efecto 3-D. Lo curioso, como han apuntado algunos, es que también funciona si cierras un ojo y mantienes abierto el otro. Otros dicen que en realidad cada fotograma contiene de por sí información tridimensional, y de ahí que la sucesión (aparente movimiento) cause la ilusión.
Compartir en Flipboard Tuitear

PUBLICIDAD




Un libro de @Alvy y @Wicho

Se suponía que esto era el futuro | un libro de Microsiervos, por Alvy y Wicho

Se suponía que esto era el futuro
Ciencia, tecnología y mucho más
www.microsiervos.com/libro


PUBLICIDAD