Logo Lainformacion.com
< ZeroN: un sistema de levitación magnética como interfaz de ordenador,
Fin de la misión para el satélite Envisat de la Agencia Espacial Europ >

Los Países Bajos adoptan la neutralidad de Red por ley

Desde ayer en los Países Bajos se han convertido en el primer país europeo en incorporar la neutralidad de la Red en una ley.

Según se puede leer en Netherlands first country in Europe with net neutrality los puntos más importantes de esta son:

  • Prohibe a los proveedores interferir en el tráfico de sus usuarios, aunque les permite que hacer gestión de tráfico por cuestiones de congestión o de seguridad, pero siempre en beneficio del usuario, y sin discriminar ningún tipo de tráfico frente a otro.
  • Prohibe a los proveedores vigilar el tráfico de sus usuarios para cosas como analizar el uso de ciertas aplicaciones y prohibe específicamente la inspección profunda de paquetes, aunque pueden desarrollar este tipo de actividades con el permiso explícito de un usuario para solucionar problemas, permiso que puede ser revocado en cualquier momento.
  • La otra opción para vigilar el tráfico de un usuario es que haya una orden judicial por medio.
  • Entendiendo que el acceso a Internet es fundamental en una sociedad de la información, esta ley sólo permite cortar el acceso de un usuario en caso de que este de información falsa acerca de su identidad y/o dirección o cuando este no pague sus facturas.

Hay un resumen más extenso en Translations of key Dutch internet freedom provisions

Lo hemos dicho en numerosas ocasiones, pero mantener la neutralidad de Red –el que no se pueda discriminar el tráfico por su origen, destino, o contenido– es fundamental: los ciudadanos y las empresas tienen derecho a que el tráfico de datos recibido o generado no sea manipulado, tergiversado, impedido, desviado, priorizado o retrasado en función del tipo de contenido, del protocolo o aplicación utilizado, del origen o destino de la comunicación ni de cualquier otra consideración ajena a la de su propia voluntad. Ese tráfico se tratará como una comunicación privada y exclusivamente bajo mandato judicial podrá ser espiado, trazado, archivado o analizado en su contenido, como correspondencia privada que es en realidad.

Ya podía cundir por aquí el ejemplo.

(Vía Boing Boing).