Por @Alvy — 8 de Mayo de 2013

¿Y para qué queremos aprender y memorizar cosas si basta con ir a Google para encontrarlas?

Este vídeo explica algunas cuestiones interesantes sobre los efectos que podría estar teniendo Internet sobre nuestra memoria y nuestra capacidad de atención. ¿A que te suena?

Aunque puede ser controvertido lo que cuenta, no es una opinión cualquiera: es uno de los planteamientos de Nicholas Carr en The Shallows: What the Internet Is Doing to Our Brains un libro por el que recibió el Premio Pulitzer en 2011. [En España se editó como Superficiales por Taurus Pensamiento].

Naturalmente, también se puede opinar que Internet tiene otras muchas cosas buenas, algunas que seguramente hacen que el balance sea finalmente positivo si se pusiera todo en una balanza - aunque tal vez todo dependa de la dosis o de cada persona en particular.

Siendo realistas el sentido común nos dice que prestar más atención a las cosas cotidianas no estaría nada mal y probablemente seríamos más felices y estaríamos más a gusto sin tantas interrupciones instantáneas, fotos de gatos o sin tener que ir corriendo con ansia viva a leerlo todo en la Wikipedia sobre el comportamiento violento de los osos pandas. Hacer un uso inteligente de Internet con moderación es quizá la mejor idea.

Gracias por su atención. Ya pueden continuar con lo que estaban haciendo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear