Por @Alvy — 14 de Diciembre de 2016

Notificaciones (CC)-by Alvy @ Microsiervos.com

Cada notificación irrelevante que envías daña gradualmente tu marca. ¿Quieres realmente quieres que sea conocida como esa empresa molesta que envía basura a los usuarios simplemente para atraer más visitas? Los usuarios merecen algo más.

– John Saito, diseñador UX de Dropbox
ex-Google, ex-Youtube

Muy interesante el análisis de Saito en su artículo Stop the spammy notifications!, que descubrí vía Fernand0 en Muerte por notificaciones. Sí, otra causa de muerte estilo Siglo XXI a añadir a la Muerte por PowerPoint.

El hecho es que hay toda una serie de aplicaciones diseñadas para hacernos perder tiempo con la excusa de ayudarnos o ayudar a los demás, cuando generalmente a la gente le preocupa lo contrario: cómo ahorrar su precioso tiempo. Por no hablar de los envíos por correo que resultan totalmente irrelevantes.

Todo esto está a veces está oculto en notificaciones del tipo «Mira lo que ha dicho fulanito», «Quizá conozcas a zutanito» o después de una compra «Como compraste esto, hemos pensado que querrías ver esta otra oferta…». Y acaban «saltando» en la pantalla mientras navegas o, lo que es peor, incluso en el móvil. Y aunque se pueden gestionar con los controles de permisos, ¿por qué tiene el usuario que sufrir esa lucha por la atención constante?

La desgracia para muchas marcas (muchos son medios de comunicación, pero también hay anunciantes y sitios de comercio electrónico) es que no entienden que si de cada cien envíos que hacen solo uno o dos o tres recibe respuesta el otro 98 o 99 por ciento está dañando su imagen. Es una lenta y segura muerte por notificaciones irrelevantes. Bienvenidos a la época en la que la no-atención de la guerra por la atención es peor que la muerte.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear