Por @Wicho — 31 de Octubre de 2017

Marta Peirano explica en su charla en el Aquae Campus 2017 cómo las catedrales tecnológicas del siglo XXI están diseñadas para ocultar cosas y esconder el enorme poderío de las empresas que las controlan.

Y para intentar que no pensemos en que los algoritmos que gobiernan el funcionamiento de muchas de las empresas y servicios que utilizamos están pensados no precisamente para los usuarios sino para maximizar los beneficios y defender los intereses se las empresas que los han creado.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear