Por Nacho Palou — 18 de Enero de 2010

La aplicación Kindle for iPhone (o iPod Touch) de Amazon permite leer los libros electrónicos en formato para el lector Kindle sin necesidad de disponer de uno.

Esta aplicación ha sido de momento lo más interesante que he visto respecto a los libros electrónicos, por varias razones:

  1. Permite acceder a un catálogo de 400.000 libros electrónicos (la inmensa mayoría en inglés) sin necesidad de adquirir un dispositivo concreto, sino aprovechando uno que ya se tiene.
  2. Con lo que te ahorras gracias a 1) puedes comprar decenas (y decenas) de títulos.
  3. Evitas tener que cargar con más dispositivos cuando puedes tenerlo ya casi todo en uno. Si meto un libro electrónico en mi mochila llevaré cuatro dispositivos que en muchos aspectos sirven para lo mismo – contando con el móvil, el portátil y el reproductor multimedia.
  4. No tienes que decantarte por ningún modelo y ningún formato, puedes tener en el mismo dispositivo todas las opciones que estén disponibles como aplicación para el móvil, ahora o en el futuro.
  5. No hay limitación de memoria, formatos o color: la mayoría de los lectores de libros electrónicos son en blanco y negro (grises), tienen poca memoria para libros, limitación en los formatos de archivo (texto, audio, imágenes, vídeo) o simplemente su precio se va a las nubes por incorporar tarjetas de memoria, pantalla táctil o conexión WiFi, todo eso que ya has pagado por tener en un móvil o un reproductor multimedia.
  6. Si en el futuro compras un Kindle ambos se sincronizan y complementan.

Volviendo sobre el Kindle for iPhone, la aplicación de Amazon se puede descargar gratuitamente desde la App Store (enlace iTunes), y se comunica perfectamente con el navegador web Safari para dar acceso a la sección de libros electrónicos desde la que se pueden comprar y descargar directamente los títulos, o acceder a ediciones de ejemplo, gratuitas, que contienen las primeras páginas o capítulos.

kindle-iphone-2.png
El texto se puede anotar y destacar; la esquina superior izquierda doblada indica que la página está marcada. Todas las marcas de usuario se añaden en el menú de acceso al contenido del libro (dcha.)

Como aplicación para leer libros electrónicos la de Amazon es bastante completa y facilita enormemente la lectura. Si además se tiene un Kindle los libros electrónicos estarán disponibles en ambos dispositivos. Más aún, se puede seguir la lectura en uno u otro, allí donde se dejó, gracias a la sincronización entre ambos, denominada Amazon Whispersync.

La lectura se puede realizar tanto en horizontal como en vertical, en cuatro posiciones: dos verticales y dos horizontales y no sólo dos como es más habitual. Con el icono del candado que aparece en la esquina inferior derecha se puede bloquear cualquier posición para evitar que la pantalla se gire sola al mover el móvil, lo cual es bastante incómodo.

kindle-iphone-3.png
Lo único criticable es la insistencia en el justificado derecho del texto, que además de resultar en una maquetación poco estética produce agujeros en los que “se caen los ojos”, reduciendo la fluidez de lectura. (Dcha.) Opciones para personalizar la visualización del texto.

También es posible elegir la combinación de color de texto y fondo y el tamaño de letra, marcar páginas (doblando la esquina superior derecha) y añadir notas o destacar texto. Todas las marcas hechas durante la lectura (notas, texto subrayado, páginas marcadas) aparecen accesibles directamente desde el índice o menú de contenidos del libro y también se sincronizan.

Kindle for iPhone también es un excelente complemento si ya se tiene el Kindle. Puedes continuar la lectura en el móvil en tiempos muertos inesperados o si no te apetece cargar con el Kindle, ya que los libros disponibles y el punto de lectura en el que está cada uno se sincronizan, permitiendo continuar la lectura allí donde se dejó desde cualquiera de los dispositivos.

La combinación entre el móvil con acceso 3G y la cuenta de Amazon configurada para comprar con un clic convierte la experiencia de comprar libros en un gesto similar al de comprar aplicaciones en la App Store: en cualquier momento y en cualquier lugar con un par de clics y la contraseña lo tienes. Casi adictivo, para lo bueno y para lo malo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear