Por @Alvy — 6 de Junio de 2013

Topcharts

Porque al que tiene, le será dado y tendrá más;
y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.

– Mateo 25:14-30

Según dicen por ahí, concretamente en VentureBeat, resulta que es relativamente fácil –aunque quizá algo carillo– manipular el ranking de los Top Charts de la App Store para aparecer en los sagrados diez primeros puestos. Esto produce un efecto de «círculo virtuoso» en las ventas más conocido como efecto San Mateo que proporciona más ventas, lo que hace mantenerse o subir aun más en la lista y así generar más ventas y… ¡profit!

El asunto viene porque una empresa de márketing llamada TradeMob ha explicado que lo hace habitualmente para sus clientes. El cálculo es que se necesitan 80.000 descargas, principalmente en las últimas 24 horas, para aparecer en el ansiado Top 10 de las «app de pago». El precio medio de la app suele ser de 1,20 dólares, algo menos si se trata de juegos. En otras palabras: ser el rey del mundo de las apps por 96,000 dólares (unos 75.000 euros).

Dicen que al poco tiempo se alcanza un punto en el que por cada venta que se genera «artificialmente» -bien sea por auto-compra, mediante incentivos, afiliados, publicidad, etcétera– se obtiene otra compra real por el simple hecho de estar en el Top 10. Ese es el momento mágico en el que «la cosa rueda sola».

En España tan solo hace falta vender 7.000 apps para llegar a esa especie de clímax; el cálculo de TradeMob se basa en las listas actuales y en más de 70 campañas realizadas en los últimos tiempos. Adaptándolo a euros: el coste promedio por app de 1,20 dólares equivale 0,60 euros en España (un cambio aproximado, porque los precios en cada tienda internacional son distintos y los mercados también), así que estaríamos hablando de unos 4.200 euros en total. Una cifra que muchos pagarían por aparecer en el que probablemente es el mejor lugar del mundo para «anunciarse» si se trata de vender una app.

La fama cuesta. Pero solo cuesta 4.200 euros.

Pero que nadie se indigne: este tipo de manipulaciones tampoco es nuevo. Desde hace años se sabe que manipular el ranking de ventas de Amazon es perfectamente posible comprando libros como un poseso: un tipo se compró su propio libro 173 veces, se votó a sí mismo 108 y escribió 42 magníficas reseñas auto-alabándose. El resultado: a cambio de 400 euros y un poco de paciencia llegó a estar en la lista de libros con mejores calificaciones y de ahí a ser uno de los superventas, por encima de autores mucho más conocidos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear