Por @Wicho — 6 de Mayo de 2009

Esta página fue publicada originalmente La Voz de Galicia, diario en el que nos han fichado como colaboradores para publicar una página sobre tecnología, ordenadores, Internet y esas cosas en la sección de Sociedad.

El imparable declive de Yahoo!,
La Voz de Galicia 3 de mayo de 2009.

Creada en 1994, Yahoo! es una de las empresas más veteranas y conocidas relacionadas con World Wide Web gracias a su directorio de webs agrupado por categorías (aunque hoy en día funciona también como un buscador al estilo de Google). Esta característica la hizo muy popular entre los usuarios y, consecuentemente, muy atractiva para los inversores. Tras su salida a bolsa en abril de 1996 y el aumento de valor de sus acciones en los meses siguientes, Yahoo! se encontró con que disponía de una importante cantidad de dinero con el que pudo ir adquiriendo otras empresas para añadir servicios a su cartera, aumentando aún más su popularidad.

La empresa incluso sobrevivió con relativamente pocos problemas al estallido de la burbuja de las puntocom, en la que muchas compañías relacionadas con Internet cerraron. A pesar de que el 26 de septiembre del 2001 sus acciones alcanzaban su valor más bajo en cinco años, a mediados del 2003 volvía a tener un valor en bolsa de unos 127.000 millones de dólares, muy cerca del máximo histórico de principios del 2000, en lo más alto de la burbuja.

Esta recuperación es por lo general atribuida a Terry Semel, quien en mayo del 2001 entró como director ejecutivo de la empresa, pero también se le suelen atribuir buena parte de los problemas a los que se enfrenta la empresa hoy.

Distracciones
Semel, quien fue ejecutivo de la Warner Bros durante muchos años antes de irse a Yahoo!, comenzó a intentar expandir los negocios de la empresa en el área de las telecomunicaciones y de los contenidos multimedia; iniciativas que nunca acabaron de funcionar y que hicieron que la firma perdiera de vista el modelo de negocio del que había vivido hasta entonces, la venta de publicidad, mercado en el que Google le adelantó con un sistema mucho más efectivo que el suyo. Desde entonces, Yahoo! no ha conseguido recuperar el liderazgo en este campo a pesar de todos sus esfuerzos.

El motor de búsqueda de Yahoo! quedó también perdido en una página en la que se ofrecen muchos otros contenidos, bajando de nuevo posiciones frente a Google, cuya página principal es de una extrema sencillez y está centrada en la función de búsqueda.

Yahoo! también parece haberse quedado anclada en el pasado en su actitud frente a las nuevas tendencias de Internet, en concreto en lo que se refiere a la llamada web 2.0 y la importancia de los contenidos creados por los usuarios. Si bien ha adquirido servicios de este tipo, entre los que destacan Flickr o del.icio.us, estos han quedado un tanto estancados tras la compra, como si la empresa no supiera realmente qué hacer con ellos ni cómo integrarlos en su estructura.

Así, en junio del 2007 Semel dimitía de su cargo y era sustituido por Jerry Yang, uno de los fundadores de Yahoo!, pero esto no sirvió para tranquilizar a los inversores ni para mejorar los resultados de la empresa, cuyos resultados siguieron bajando.

Oferta de Microsoft
En febrero del año pasado, Microsoft hacía una oferta para comprar la empresa, algo a lo que Yang se opuso empecinadamente, argumentando que la oferta era muy escasa y que estaba por debajo del valor real de esta. Microsoft llegó a ofrecer un máximo de 33 dólares por acción, mientras que Yang demandaba 37 dólares, por lo que no se llegó a ningún acuerdo.

Durante este proceso, Yahoo!, buscando alternativas, llegó incluso a firmar un acuerdo para vender publicidad de Google, su principal rival, pero al final no parece haberle servido de nada: por una parte, muchos de los ejecutivos de Yahoo! han ido dejando la empresa porque no ven claro hacia dónde va, mientras que, por otra, algunos accionistas interpusieron una demanda contra la junta directiva al interpretar que no había actuado en el mejor interés de la empresa al rechazar la oferta de Microsoft, lo que al final hizo que el propio Yang tuviera que dejar su puesto.

Microsoft, por su parte, ya no parece interesada en adquirir todo Yahoo!, sino que lo último que ha hecho ha sido expresar su interés por comprar la parte del buscador por unos 20.000 millones de dólares.
Las acciones de Yahoo! están ahora mismo rondando los 15 dólares, bastante por debajo de la oferta de Microsoft, aunque mejor que los 9 dólares en los que estaban en noviembre del año pasado. Pero la empresa no parece levantar cabeza: acaba de anunciar una caída cercana a un 80% en sus beneficios del primer trimestre del 2009 (comparados con el mismo trimestre del año pasado) y una nueva ronda de despidos, que se unen a los que tuvo que realizar el año pasado, así como el cierre de GeoCities, su servicio de alojamiento de webs.

Es muy difícil jugar a hacer predicciones, pero la verdad es que todo parece indicar que los días de Yahoo! como empresa independiente, al menos en su forma actual, están contados.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear