Por Nacho Palou — 17 de Junio de 2009

Logo de TwitterEstos últimos días, Twitter se ha convertido en uno de los principales canales de comunicaciones a través del que los iraníes pueden enviar información sobre los disturbios en aquel país -que se iniciaron tras las acusaciones de fraude en las elecciones del pasado sábado- y la represión a la que el gobierno está sometiendo a los seguidores del líder reformista Musaví, perdedor en los comicios.

A pesar de los supuestos esfuerzos del gobierno iraní Twitter sigue recibiendo información de usuarios del interior del país. El servicio gratuito es rápido, tiene un gran alcance y es fácilmente accesible desde teléfonos móviles, tanto con conexión a Internet como a través de mensajes SMS.

También un buen número de usuarios de todo el mundo participan en difundir los hechos y las protestas de los seguidores reformistas. Los reformistas acusan al gobierno de fraude electoral, aunque es difícil encontrar información fiable sobre en qué ha consistido el trampa. Esto es debido muy en parte a la actitud del gobierno, que prácticamente ha "invitado" a todos los medios de comunicación extranjeros a abandonar el país, y a los cuales desde hace días se les impide grabar en la calle y prácticamente salir de sus residencias. Además se han restringido las comunicaciones hacia dentro y desde fuera del país, y la señal que permitía a los iraníes ver cadenas de televisión extranjeras como TVE, o al-Jazeera han sido cortadas.

Los usuarios del servicio del servicio de microblogging, además de de reenviar la información recibida en Twitter han tomado otras iniciativas más simbólicas que prácticas tales como colorear de verde la fotografía de su perfil de usuario o cambiar su zona horaria a la de Irán con la intención de incrementar el número de mensajes y dificultar así las tareas de rastreo de mensajes procedentes de aquel país que se le presupone al gobierno de Ahmadinejad. Una máxima entre los participantes es la únicamente retransmitir la información, sin revelar la fuente.

El alcance del movimiento social en Twitter es tal, que según comentaba en su blog Anderson Cooper de CNN.com el gobierno de los EE UU, a través del Departamento de Estado (equivalente al Ministerio del Interior) había solicitado a los responsables del servicio que retrasasen la parada por mantenimiento que tenían programada para ayer por la noche -primera hora de la mañana en Irán- "para permitir que sigan llegando mensajes de los iraníes". También solicitó a otros servicios similares como Facebook que hicieran lo posible para mantenerse accesibles y disponibles desde allí ya que "proporcionan información crucial ante la aparente represión a los periodistas por parte de las autoridades iraníes."

Precisamente desde el primer momento que la actualidad de Irán entró en Twitter uno de los primeros movimientos de crítica social que se vieron en el servicio era contra la CNN por reducir al mínimo la información referente a los incidentes del país persa. Los mensajes al respecto iban identificados con la etiqueta #CNNFail (fracaso de la CNN). Por su parte, los mensajes relativos al supuesto fraude electoral pueden encontrarse bajo la etiqueta #IranElection.

Ayer, en una nota de prensa enviada por la agencia de la operadora NTT en España, se informaba de que NTT America "retrasaría el mantenimiento de Twitter para facilitar a los manifestantes iraníes el acceso a la información",

Twitter llega a Irán gracias al soporte proporcionado por NTT America, filial del operador japonés NTT Communications. La empresa tenía pensado iniciar el mantenimiento a las 21:45 de la noche del lunes según el Horario del Pacífico, equivalentes a las 9:15 de la mañana del martes en Irán. Pero hacerlo así habría supuesto interrumpir el servicio durante 90 minutos en unos momentos en que la población lo necesita desesperadamente para enviar y recibir noticias. Por eso, se ha decidido retrasarlo hasta las 14:00 del martes en Horario del Pacífico, cuando en Irán es la 1:30 de la madrugada.

La parada de mantenimiento finalmente se ha producido esta noche, de madrugada en Irán. Según anuncia Biz Stone en el blog oficial de Twitter la intervención fue satisfactoria y el servicio ha visto reforzada su capacidad de conexión, y destaca que aunque son conscientes de la importancia adquirida por el servicio en este asunto el Departamento de Estado (de EE UU) "no tiene acceso a nuestro proceso de toma de decisiones" aunque coinciden en que "el intercambio libre de información es una fuerza positiva en el mundo."

Por su parte, según informa la Agencia EFE, el Gobierno iraní ha reducido a la mitad la capacidad de la banda ancha en el país como medida para minimizar la salida de vídeos y fotografías al exterior a través de Internet a la vez que el Cuerpo de elite de los Guardianes de la Revolución advierte "a los bloggers y a los rectores de páginas web de que deben retirar de la red todo material que pueda 'crear tensión' o afrontarán medidas legales."

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear