Por @Alvy — 27 de Mayo de 2004

No Soy Superwoman da en el clavo al describir en a mí me daría vergüenza una situación desgracidamente bastante típica: que el peor spam es el correo de los imbéciles:

Alguien a quien has conocido de forma superficial por Internet, tiene tu dirección de correo electrónico. Un buen día hace un multienvío para poner al corriente a amigos, familiares y conocidos de determinada noticia, y decide incluir también tu e-mail, pero sin Copia Carbón Oculta, de manera que todos los que reciban ese mensaje tendrán acceso a él. Entonces, otro de los destinatarios de ese mail, a quien no conoces ni remotamente, toma tu dirección y la incorpora a su lista de correo particular (…) Así pues, el amigo de tu ligeramente-conocido empieza a enviarte a ti también todo tipo de chistes, bromas e imágenes pretendidamente graciosas que circulan por la red, sin que se le pase en ningún momento por la cabeza que te está llenando la cuenta de basura y tocándote los cojones/ovarios de mala manera (…) Y luego éstos seguro que son de los que se quejan por el spam.
Lo mejor suele ser además las reacciones cuando les dices «Hey, por favor, ¡deja de enviarme gilipolleces!» En fin, en el mundo tiene que haber de todo. Puedes descargar tu ira en los Comentarios sobre los imbéciles que conozcas que hagan lo mismo, contando alguna anécdota divertida al respecto.

Actualización (2007): Parece que el blog original desapareció hace tiempo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear