Por @Wicho — 7 de Noviembre de 2004

Es anecdótico frente al número de spammers que hay, y la sentencia probablemente va a ser recurrida, pero Jeremy Jaynes acaba de ser condenado a nueve años de cárcel en Virginia por estafar a gente a través del spam, como se puede leer en Commonwealth of Virginia v. Jeremy Jaynes, Richard Rutkowski and Jessica DeGroot.

Su hermana ha sido condenada también a pagar una multa de 7.500 dólares, mientras que un tercer imputado ha sido absuelto.

Igual que en el caso de Howard Carmack, el que hayan usado correos basura para enganchar a la gente es prácticamente anecdótico, ya que según la ley de Virigina hay que enviar 10.000 mensajes en un día, 100.000 en un mes o 1.000.000 en un año para que ello sea considerado delito mayor, y a ellos los acusan de haber enviado 10.000 en tres días a suscriptores de AOL, pero a lo mejor sirve para enviar el mensaje de que no son intocables (del todo) a la comunidad que vive de los correso basura.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear