Por @Wicho — 7 de Noviembre de 2004

Es anecdótico frente al número de spammers que hay, y la sentencia probablemente va a ser recurrida, pero Jeremy Jaynes acaba de ser condenado a nueve años de cárcel en Virginia por estafar a gente a través del spam, como se puede leer en Commonwealth of Virginia v. Jeremy Jaynes, Richard Rutkowski and Jessica DeGroot.

Su hermana ha sido condenada también a pagar una multa de 7.500 dólares, mientras que un tercer imputado ha sido absuelto.

Igual que en el caso de Howard Carmack, el que hayan usado correos basura para enganchar a la gente es prácticamente anecdótico, ya que según la ley de Virigina hay que enviar 10.000 mensajes en un día, 100.000 en un mes o 1.000.000 en un año para que ello sea considerado delito mayor, y a ellos los acusan de haber enviado 10.000 en tres días a suscriptores de AOL, pero a lo mejor sirve para enviar el mensaje de que no son intocables (del todo) a la comunidad que vive de los correso basura.

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD




PUBLICIDAD


Microsiervos Selección


Los nativos digitales no existen

EUR 9,49 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Diez razones para borrar tus redes sociales de inmediato

EUR 8,54 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección