Por Nacho Palou — 29 de Julio de 2014

A pesar de ser de la marca de coches de juguete Hot Wheels, este Darth Vader Car es un vehículo de verdad, a escala real y que funciona. Está construido sobre la base de un Chevrolet Corvette y tiene un motor V8 de 6,2 litros y más de 500 CV.

El aspecto de su carrocería de fibra de carbono está inspirada en Darth Vader, y al encender las luces hace el mismo sonido que al desenvainar una espada láser.

Vía TopSpeed.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear