Por @Alvy — 6 de Octubre de 2017

Hoy en día llamamos gadget a cualquier aparato electrónico, generalmente a aquel que muestra unas propiedades «inusuales o fuera de lo común», pero van desde un medidor de pasos a un soporte para el teléfono móvil en el coche o la batería de repuesto de la mochila.

Inspector gadgetPero muchos oímos por primera vez el término aplicado al legendario Inspector Gadget. En el caso del popular detective de dibujos animados infantiles su infinita torpeza quedaba compensada con toda una serie de complementos mecánicos y electrónicos: los gadgetobrazos (brazos telescópicos), el gadgetoradar (que le salía del sombrero) o los gadgetoimanes (para pegarse a objetos metálicos). Anda que no habremos jugado en el patio del colegio a policías y ladrones con gadgets de ese estilo. (La serie luego fue llevada al cine con actores reales, con Mathew Broderick en el papel del inspector).

En el vídeo de Burger Fiction se recopilan un centenar de los mejores gadgets del mundo del cine y la televisión: desde los del quien sin duda fue el rey de los gadgets (James Bond, agente 007) a los más ansiados por los espectadores: el hoverboard de Regreso al Futuro, el Esper de Blade Runner o el Sable de luz de Star Wars.

También se le apunta una buena colección a Batman –en todas sus encarnaciones– y a Iron Man; por ahí están Star Trek (el replicador, la sala de hologramas y el tricorder) y, cómo no, a Regreso al futuro con otros cuantos: desde las zapatillas Nike que se abrochan solas al DeLorean DMC-12. Naturalmente tampoco pueden faltar los jetpacks en diversas encarnaciones, desde el de Rocketeer al de James Bond y un sinfín de gafas con cámaras, rayos X y otras características especiales.

Homenajes entrañables: al Pez Babel de la Guía del autoestopista galáctico, a las motos de luz de Tron e incluso al zapatófono del Superagente 86 – que a su vez reciclaran Mortadelo y Filemón.

¡Sería casi imposible elegir sólo uno! Pero si pudiera hacerse realidad y eliminando todos los que son de tipo armamentístico me quedaría con el el DeLorean DMC-12, «la máquina del tiempo más elegante jamás construida».

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear