Por Nacho Palou — 19 de Enero de 2015

Delorean-Back-To-The-Future-1

A Guide to Classic Cars on the Big Screen cuenta algún dato curioso sobre algunos de los coches clásicos más conocidos del cine, caso de los Mini de Italian Job (1969), el Volkswagen Escarabajo de Herbie (1969), el Ford Falcon de Mad Max (1979) o el Ford Thunderbird de Thelma y Louise (1991).

El DeLorean DMC-12 fue un desastre comercial con 9.000 unidades vendidas, pero su leyenda en Hollywood no ha sido superada. En la película Regreso al Futuro el sonido del motor V6 PRV (Peugeot-Renault-Volvo) del DeLorean se dobló con el sonido de un motor V81 mientras el vehículo aceleraba hasta los 140 km/h.


1. En EE UU los bebés reconocen antes la diferencia entre un motor V6 y un motor V8 que la voz de su madre. Allí los V6 se han considerado tradicionalmente “motores pequeños”. Para los más desactualizados del lugar un buen deportivo es cualquier cosa que tenga un motor V8 o más. Un ejemplo son algunas de las reacciones al último superdeportivo Ford GT que lleva un motor V6 (“¡sacrilegio!”, han gritado algunos) (eso sí, de 600 CV).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear