Por @Wicho — 28 de Septiembre de 2013

Red Tails

3 estrellas: bastante entretenida Red Tails. Al fin –con un «poquito» de retraso– he visto la película sobre los aviadores de Tuskegee, los primeros pilotos africano-americanos (negros, para entendernos sin eufemismos) de la historia de las fuerzas armadas de los Estados Unidos.

Pero he de decir que me defraudó bastante, ya que apenas cuenta nada de la historia de la unidad, que tuvo un servicio extremadamente distinguido durante la segunda guerra mundial; en lugar de eso no deja de ser una película de guerra más con la peculiaridad de que todos los protagonistas son negros.

Así, tenemos al jefe de escuadrilla atormentado por las decisiones que tiene que tomar y que suponen la vida o la muerte de los hombres a su mando, el novato al que todos vacilan que ya sabes que luego se va a convertir en un tipo extremadamente apreciado, el que sabes desde el minuto cero que va a morir, una historia de amor, etc.

Y eso por no hablar de los agujeros del guión por los que cabría un portaaviones nuclear de lado como por ejemplo cuando un piloto alemán lleva su caza tocado hasta su base aún a sabiendas de que le siguen cuatro cazas enemigos; me cuesta también creerme que con un P-40 se pueda derribar un Me 109, aunque puedo intentar pensar que los pilotos de la Luftwaffe de 1944 distaban mucho de ser los mismos que al principio de la guerra… En fin.

Sin embargo salen aviones, muchos aviones, lo que hace que sea más llevadera para un aerotrastornado como yo.

Lo que no tengo nada claro es si a alguien a quien no le apasionen los aviones la película le dirá mucho.

Una lástima, porque la historia de los los «Colas Rojas», llamados así por el color de las derivas de sus P-51 Mustang, da para mucho más,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear