Por Nacho Palou — 28 de Diciembre de 2011

El vídeo muestra los cinco primeros minutos de la película Olive (ficha en IMDB), autoproclamda con "el primer largometraje de calidad cinematográfica grabado íntegramente en un teléfono móvil inteligente".

Para filmar los 89 minutos de película se utilizó un Nokia N8, un smartphone que dispone de cámara de 12 megapíxeles y al que se le adaptaron objetivos de cine "de verdad" (de 35 mm) para ganar profundidad de campo en las tomas.

Nokia no aparece entre los productores de la película que ha costado 500.000 dólares y que "se ha financiado de forma independiente". El siguiente objetivo de los productores es lograr que la película se estrene en más de 2.000 cines de EE UU sin el respaldo de ningún estudio.

Lograr lo anterior "demostraría" -según el ex-Facebook Chris Kelly, uno de sus productores- "que la industria del cine podría cambiar en los próximos años toda vez que cualquiera podría grabar películas de calidad por una fracción de su coste." § TNW.

Compartir en Facebook  Tuitear