Logo Lainformacion.com
< Copia la mente humana en un ordenador
Regional >

The Corporation

The Corporation. Un documental de Jennifer Abbott, Mark Achbar y Joel Bakan. Tres capítulos de unos 60 minutos. Web oficial: The Corporation. Canadá. Inglés. 2003.

Hace algunos pocos cientos años las «corporaciones» eran entidades prácticamente insignificantes. Sólo existían con fines limitados y concretos. Muchas eran similares a las actuales ONGs. Sin embargo, algo cambió y desde el siglo XVII en Europa, algo después en América, su sed por «ganar dinero» las convirtió en verdaderos gigantes. Hoy en día las empresas son tan grandes y poderosas como muchos gobiernos del mundo - o incluso más. Igual que en su día lo fueron la Iglesia, la Monarquía o el Partido Comunista en diversas épocas y lugares. Este documental explora cómo se ha llegado a la situación actual analizando desde su origen qué es una corporación, cómo funciona realmente, por qué actúa como actúa y cuáles son los efectos de sus acciones sobre el MundoReal™. Para realizar este análisis los autores dividen en tres horas el documental, tratando temas bien distintos pero interelacionados.

1. El origen de las corporaciones

Esta es seguramente la parte más interesante de las tres y para mi la que resultó más informativa. Analiza el origen y la entidad legal de la corporación como «persona». Salvando algunas las diferencias entre Estados Unidos y el resto del mundo, la entidad «empresa/corporación/compañía» (vienen a ser lo mismo, de modo que usaré «corporación» parra abreviar) es prácticamente igual en todas partes. La corporación es una creación artificial, una figura puramente legal que otorga a una entidad la práctica totalidad de «derechos» que tienen las personas: poseer, comprar, vender, pleitear y muchos más. Pero al mismo tiempo, libera a la entidad de muchas obligaciones. Y, especialmente, actúa como «aislante legal» para las personas «reales» que la gobiernan. La única obligación de una corporación es generar beneficios para los «dueños». Igual que un tiburón está «diseñado» como «máquina perfecta para matar», la empresa actúa con el mismo diseño despiadado para «obtener beneficio». Cualquier otro aspecto es secundario. Especialmente el bienestar de las personas que trabajan para ella, de las personas a las que afectan sus acciones y decisiones, o incluso el bienestar del propio planeta. Todos esos aspectos son secundarios frente al beneficio.
  • El propio nombre corporación («formar un cuerpo») indica lo legalmente iguales que son personas y corporaciones. Sin saberlo a ciencia cierta, yo diría que el término castellano «empresa» debe tener más que ver con la concepción original de «grupo de gente que se une con un objetivo común, por ejemplo, construir un puente o explorar un nuevo continente». Tal vez sucede lo mismo con «compañía» aunque implica «varias personas». Los términos como S.L. (Sociedad Limitada) o (Sociedad Anónima) (equivalentes a las Inc. americanas, «Incorporated» = corporaciones) son también una curiosa referencia sobre la «limitación de responsabilidad» de los propietarios o cómo pueden permanecer «anónimos» (e impunes) ante potenciales malas actuaciones de la «corporación».
Se aprenden muchos detalles importantes y curiosidades sobre las corporaciones en esta primera parte. Para empezar, la manipulación original de los abogados de las empresas sobre la 14ª enmienda de la Constitución de los Estados Unidos para convertir lo que era el derecho de los esclavos liberados a su propia vida, a la propiedad y la protección legal, aplicándolas a las entonces emergentes primeras empresas para convertirlas a todos los efectos en «personas».
El hecho de que las corporaciones deban legalmente poner por delante de todo el obtener beneficios, antes incluso que el bien público, no es algo que haya surgido espontáneamente, es una decisión muy estudiada, de hecho una decisión judicial. Sólo deben preocuparse legalmente de obtener beneficios a corto plazo para sus accionistas. Accionistas que además está muy concentrados. Más o menos la mitad de las acciones de todas las corporaciones que existen es propiedad de sólo el uno por ciento de la población más rica. Y el ochenta por ciento de la población, los menos pudientes, controlan solo el cuatro por ciento de las acciones de las corporaciones. [Noam Chomsky]
Encontré por fin una buena definición de externalidad en este documental: «el efecto externo que tiene una transacción entre dos partes sobre una tercera parte que no tiene nada que ver al respecto». La persona A tala un bosque vende la madera a B quien la compra para construir una casa. Pero el vecino C, que vive cerca del bosque sufre los efectos externalizados de la transacción: deforestación, contaminación, etc. Las empresas se comportan como máquinas de externalizar según uno de los entrevistados sin importarles nada que no sea la transacción y su beneficio. (Nota personal: En cierto modo me encanta que entonces internalidad signifique justo todo lo contrario y venga a ser algo así como «hacer tuyos los problemas y preocupaciones de los demás para darles solución» - aunque no figure así en el diccionario.)

La externalización, el mal trato a los trabajadores, a los clientes, la mentira, el engaño (incluyendo la publicidad), la falta de remordimientos, la práctica esclavitud en que trabajan personas del tercer mundo para las corporaciones del primer mundo, la falta de respeto hacia el medio ambiente... Todo esto según el documental son signos de un trastorno. Si hubiera que diagnosticar a la «corporación persona» como a un «paciente», el diagnóstico sólo podría ser uno: una corporación es un psicópata peligroso.

2. El impacto de las corporaciones en la sociedad

Esta segunda parte describe cómo están influyendo las corporaciones en la sociedad y el planeta, tanto en el sentido medioambiental como en las personas y su comporamiento como individuos y como diversos grupos. Se analizan algunos casos sobre cómo ciertos bienes públicos ahora no son tan públicos, o cómo ciertas empresas subsidiadas por el bien común son privatizadas. Guerras por recursos naturales que deberían ser de todos. O por qué para las corporaciones las cosas sólo tienen valor cuando alguien las posee. Por eso dan tanta importancia a las patentes e intentan patentar cosas como los genes, animales, hasta el punto de que hoy en día es posible patentar cualquier ser vivo de laboratorio excepto un ser humano completo. La «propiedad» sobre la canción Feliz Cumpleaños hace que una subsidiaria de Time-Warner reciba 10.000 dólares cada vez que se utiliza en una película. Esto está mejor explicado si caba en el libro Free Culture de Lawrence Lessig.

Hay una sección interesante sobre cómo las empresas enfocan la publicidad para influenciar a la sociedad. Es tremendo el fragmento dedicado a los niños:

Con la publicidad puedes intentar manipular a un consumidor adulto para que compre algo. Es como un juego. Pero los niños no son «pequeños adultos». Sus cerebros no están formados completamente. De modo que lo que hace la publicidad es aprovecharse de esa vulnerabilidad en su desarrollo mental - conscientemente. Esa publicidad está generalmente asesorada por psicólogos (...) «Alguien me preguntó... ¿Pero eso es ético? Porque estás manipulando a los niños. Bueno, no sé si lo es. En realidad la misión de las empresas es vender productos. Si tenemos un producto y podemos hacer un buen anuncio y comprar tiempo en los medios, y publicitarlo, y con eso vendemos más... habremos logrado nuestro objetivo. [Lucy Hughes, VP de Initiative Media, una de las mayores centrales de medios publicitarios. Hughes fundó una empresa llamada Nag Factor para asesorar a las empresas sobre cómo conseguir que los niños les pidieran insistentemente cosas a sus padres para que se las compraran.]
Una de las historias más divertidas de este capítulo es la de Mark Barry, que básicamente es un «espía corporativo» que ha visto de todo y que cuenta algunos detalles realmente interesantes sobre ingeniería social, pero también sobre las relaciones entre las más grandes empresas y los gobiernos.

3. Cómo resistirse a las corporaciones

Esta última parte del documental es la que aboga más por el activismo, explicando el problema de las privatizaciones (tomando como ejemplo el suministro de agua en Bolivia) y ahondando en algunos otros ejemplos como la relación entre las empresas y la sociedad muchas veces es inhumana.

Uno de los ejemplos más terribles, a la vez que tecnológico es el que narra Edwin Black, autor de IBM and the Holocaust. Ya había leído brevemente algo sobre esto en 50 Things You're Not Supposed to Know pero aquí se explica con más profundidad y a la perfección. Black cuenta cómo fueron máquinas de IBM -empresa abanderada de los Estados Unidos- las que se emplearon en la Alemania Nazi para gestionar, catalogar e «informatizar» (en tarjetas perforadas de la época) la información sobre todas las personas enviadas a morir en los campos de concentración. Ante las alegaciones de IBM de que «esa historia no está del todo demostrada», de cuál era la conexión, o si fue una actuación de la subsidiera alemana, Black enseña en la película los documentos de clasificación, las tarjetas perforadas, las cartas y los contratos - con fechas hasta de 1942. Estamos hablando de contratos de leasing y mantenimiento de las máquinas, dado que los operarios de IBM debían acudir a los propios campos de concentración a repararlas: contratos directos entre los campos de concentración y la sede de IBM en Nueva York, vamos. Tremendo. (Ya estoy tardando en encargar tan conspiranoico libro.)

La lista de empresas condenadas y multadas con cientos de millones de dólares por malas prácticas es también curiosa y extensa, no deja títere con cabeza.

El final del documental reclama que sea la gente corriente quien recupere el control del mundo frente a las corporaciones. Igual que en otros tiempos se consiguió cambiar el que existieran negocios como la esclavitud, que fueron abolidos, o se recuperon para la sociedad bienes públicos como el agua en Bolivia.

La cinta está repleta de fragmentos de entrevistas a personajes interesantes, entre ellos algunos muy conocidos como Noam Chomksy (profesor del MIT), Michael Moore (Óscar por Bowling for Columbine), Naomi Klein (autora de No Logo) o Anita Roddick (The Body Shop) así como algunos otros tipos simpáticos que no me resultaban tan conocidos, como Mark Barry (el espía corporativo) o gente que gestiona grandes empresas pero con buenos discursos respecto a todo esto, como Ray Anderson (un CEO con conciencia) o Sir Mark MoodyStuart (otro que demuestra cierta conciencia, pese a haber sido CEO de Shell).

En un final ilustrativamente bello por lo irónico/paradójico, Michael Moore cierra el documental explicando por qué son corporaciones quienes le permiten a él hacer sus películas-denuncia sobre las corporaciones y el capitalismo: sencillamente porque de ese modo esas corporaciones ganan mucho dinero con ello.

34 comentarios

#1 ping alidhaey

Artículo perfecto para lanzar teorías conspiratorias, juaaaajajajajaja!!

#2 ping Carpelo

3 Documentales perfectos que solo hay que ver para desmontar comentarios como el de antes.(#1)

Cualquier persona que viva en nuestra sociedad debería verlos para comprender un poco más como se mueven algunas zonas de nuestro mundo.

Yo vi "The Corporation" hace ya algunos años. Ha recibido bastantes premios. Tiene fragmentos especialmente brillantes, como el caso de los periodistas y Monsanto y las patentes en la segunda parte.

#3 ping phreak4

Lo estaban dando en el 33 los viernes. Este viernes toca la 2 de 3 partes

#4 ping phreak4

ups perdón! Canal 33 es una televisión autonòmica catalana para los que no lo sepan ;)

#5 ping manuel

Si no me equivoco, ya lo han dado en el canal "documanía" ya unas cuantas veces. Muy recomendable.

#6 ping a

Bueno, pues iba a recomendar la lectura de la ácida critica a the corporation que hizo ESTRATEgA a finales del año pasado, pero, o soy muy malo y no lo encuentro, o ya no esta online...

(por cierto alvy que sigo sin comprender como no lo tienes en la lista de weblogs recomendados de microsiervos...sobretodo despues del peloteo mutuo pre-premios de expansion...bo)

una cosa más:

- a los amantes de the corporation y similares tb les recomiendo los programas de "the awful truth" de m.moore... a veces tan tronchates y a veces tan demoledores...

#7 ping Diego

Lo ví mientras durante la cena en el verano (el verano austral, digo) y me indigestó. Pasaron la parte de la empresa de aguas en Bolivia ya? Preparen sus estómagos... :(

Y (a #6), no sé, una lectura crítica se le puede hacer a todo, pero defender el accionar de ciertas grandes corporaciones? Eso es ser cómplice, casi criminal. Y cuando veas el capítulo que te digo vas a entender de lo que te hablo. Y si no tenía nada que ver con lo que vos decías, disculpá ;)

#8 ping Alvy

#6 – a mi también me gustaría leerlo pero debe estar perdido, en caché de Google hay un trozo de la parte 2 (buscando site:estratega.typepad.com corporation chomsky). gracias por el recordatorio del blogrolling, a veces lo tenemos un poco desactualizado así que aprovecharé.

#9 ping Dave

Os referis, supongo, a la Corporacion Umbrella...no? :-))

#10 ping Golias

Si admitís aquí una opinión de economista (y no me echáis por pertenecer a tan indigno grupo humano; algún día escribiré mi opinión acerca de la relación entre economía y pseudociencias varias)...

Las corporaciones no son buenas ni malas de por sí. De hecho, uno puede tener una corporación formada íntegramente por personas de moral recta y, sin embargo, ser una de las peores en su actuación como corporación, y vice versa.

Lo que ocurre es que la economía, tal y como está montada (variante liberal) tiene muchas variables difíciles de ver o de contabilizar. Una empresa puede estar tomando decisiones válidas según "las reglas del juego" que den lugar a situaciones horripilantes. Por ejemplo: un director quiere reducir costes en un nuevo producto; contrata a una empresa del tercer mundo; y esta es la que procede a explotar sin piedad a sus trabajadores. Si no se toma un esfuerzo especial, el director puede estar convencido, no sólo de no hacer nada malo, sino de haber hecho algo por el país subdesarrollado.

La economía es como las máquinas: pueden despedazarte, pero no es culpa suya, sólo son máquinas. El culpable sería, en todo caso, quien las dejó operar sin los mecanismos de seguridad pertinentes.

De todas formas, hay dos factores que son muy importantes: uno, el sistema económico es como es como consecuencia de ciertas decisiones, entre las que están las de impedir que existan leyes y organismos internacionales que controlen los abusos más allá de las fronteras de los países (lo cual no es hacer el mal, pero sí permitirlo a sabiendas); dos, con el sistema establecido, la falta de escrúpulos se convierte en una virtud a la hora de ascender en una corporación, incluso aunque, a la larga, pueda resultar extremadamente negativo para la misma (por eso, las corporaciones tienden a actuar como psicópatas: su falta de responsabilidad personal directa y la sociopatía de algunos o todos sus dirigentes las hacen actuar así).

Con un modelo económico y social que premia a los antisociales y sociópatas, no es de extrañar que tengamos el mundo que tenemos.

#11 ping Camarada Bakunin

Y para los parias de la TV (los sin cable, los sin parabólica, los sin autonómica decente): están las tres partes en castellano en las redes P2P.

#12 ping Camarada Bakunin

Y #10: estupendo comentario. Las pistolas no matan, las personas sí.

#13 ping Jau

Michael Moore hace sus películas con corporaciones porque así llegan a más público, de forma que su prioridad máxima es llegar al mayor número de personas y la de la corporación el conseguir mayores beneficios. ¿El fin justifica los medios a veces?

#14 ping Alvy

#12 – Yo lo he visto ahora en un divx en inglés que me bajé por P2P, aunque lo tengo grabado en casa en vídeo de cuando lo emitieron en Digital+ en castellano (creo que con subtítulos) – porque sólo pude ver el primero en directo y dejé los otros para más tarde pero no tuve tiempo. Lo cual le confiere a verlo ahora un status legal extraño, supongo ;-)

También he buscado una transcripción completa, o script (guión) o subtítulos porque había un montón de frases muy buenas para repasar y comentar, pero no he conseguido encontrar nada. A ver si algún alma caritativa lo encuentra.

#13 – Columbine o 911 de Michael Moore no son precisamente sobre corporaciones, aunque lógicamente éstas aparecen porque están en todas partes.

#15 ping Jau

#14 - ¿Entonces el final no es tan irónico/paradójico ya que las corporaciones no le están permitiendo hacer películas-denuncia sobre ellas mismas por la obtención de beneficios?

#16 ping dreamer

Creo que lo interesante en si no es el mensaje sino la reflexión y que se hable de ello...

En mi opinion una de las consecuencias de la evolución de internet es la globalizacion y el incremento de intercambio de informacion. Esto esta repercutiendo no solo en el intercambio de datos (1fase-webs,vpn,emails.etc) y archivos-productos (2fase- p2p,b2b,b2c ) sino que en esta en el intercambio de opiniones (3fase -blogs-wb etc), es en esta fase donde vamos a tener una oportunidad de retomar las riendas de nuestra evolución y hacerla "propia".

Las corporaciones las hemos creado nosotros igual que las pistolas y que la economia, solo que las corporaciones toman decisiones por si solas ( a diferencia de las pistolas )pero tienen una "conciencia propia" y por desgracia distinta de las personas que la forman. Empresas, partidos politicos , ongs e iglesias de cualquier rito....pueden actuar de forma distinta a como opinen relamente las personas que la forman...

En multiples conversaciones, blogs etc parece que nos estamos dando cuenta que los grupos de humanos no actuan segun lo que realmente quieren a la larga los propios humanos.... creo que el problema es que pensamos demasiado a corto plazo y tenemos que aprender a "actuar en local pero pensar en global"...lease el calentamiento de la tierra....osea pensar mas como especie... creo que escuche algo parecido a esto a un antropologo.

Perdonar que se me va la perola.....;)

#17 ping Camarada Bakunin

#16: No, no se te va. Yo también pienso que las acciones de algunos grupos de humanos que creen estar beneficiando a su descendencia (tosca referencia a Dawkins), al tener una visión miope del conjunto, estan perjudicando al conjunto (incluyendo a su propia descendencia).

#18 ping Anonymous

Si alguien la quiere ver y no ve el Canal 33 de cataluña puede descargarla desde DocuRip

#19 ping cafe_licor

El comentario anterior era mio (lo digo por si no se puede poner ese tipo de enlaces y hay que tirar de las orejas a alguien)

Se me olvidó firmar, perdón.

#20 ping Consultor Anónimo

En Yahoo! Search se puede encontrar el post de Estratega sobre "The Corporation", en su caché.

http://216.109.125.130/search/cache?ei=UTF-8&p=estratega+corporation&u=estratega.typepad.com/estratega/2004/10/the_corporation.html&w=estratega+corporation&d=B2E8E58483&icp=1&.intl=us

#21 ping Miquel

Más información sobre corporaciones, empresas, política y poder.

El juego del quien es quien:They Rule. Casi toda la web en flash, pero increible.

Nos muestra quienes estan en los consejos de dirección de las grandes empresas yankis/mundiales. Si luego pinchas sobre cada uno de ellos, verás a qué otras empresas pertenece. Hay grandes descubrimientos.

#22 ping Jesús

Un artículo, del año pasado, sobre The Corporation:

Psicópatas

#23 ping Alvy

El enlace de la caché de Yahoo #22 no funciona, pero por suerte Archive.org guardó una copia de esa página, se puede ver aquí: "The Corporation". La "funny farm" de los "illuminati". (Funny Farm = manicomio; Illumniati = iluminados/conspiranoicos).

El análisis de Estratega defiende el punto de vista totalmente opuesto al del documental, en mi opinión no tanto en el papel de abogado del diablo sino más bien como un «llevar la contraria» a los autores y protagonistas de las entrevistas (que no parece que sean de sus «favoritos», desde luego).

Creo que el análisis de Estratega no es muy acertado en este caso. Intenta utilizar los mismos argumentos contra el documental que el documental utiliza contra las corporaciones, lo cual no le sale muy bien, en mi parecer. Esas explicaciones atacan a los autores del documental, no a lo que dice el documental. Pero sobre todo y pese a descalificar de muchas formas al documental, tachándolo de paranoico, manipulador, etc. no dice ni especifica en ningún lado qué cosas de las que desvela el documental son mentira y pueden por tanto desprestigiarlo, y mira que hay para elegir: lo de IBM, lo de las fábricas de ropa, lo de las vacas, lo del medio ambiente, lo de las noticias de la Fox… Todo eso son hechos. Las frases que menciona como "juicos" a las corporaciones las dicen los distintos entrevistados.

Es normal que en un documental de entrevistas a la gente le preguntes y te haga un juicio sobre lo que considere adecuado: esto es bueno, esto es malo, etc. Que se usaran máquinas de IBM en el holocausto, en cambio, parece más bien un hecho. Que IBM se benefició de ello a sabiendas, hasta 1942, también parece un hecho. Se puede juzgar si eso es bueno o malo, y cada cual tendrá su opinión.

Estratega dedica también un párrafo al hecho de que la película esté financiada por una empresa y al ser distribuida genere beneficios para una empresa/corporación – sin darse cuenta de que lejos de ser un "trastorno" es como dice Moore al final, toda una ironía: lo financia una empresa porque le sirve para ganar mucho dinero, aunque eso «pudiera suponer un peligro contra la supervivencia empresas». El propio ansia de beneficios de la corporación le impide ver incluso eso.

Es una interesante lectura para tener otros puntos de vista.

#24 ping Martínez

El artículo que mencionáis decidí quitarlo de mi web por dos motivos: el principal, está claro que no conseguí explicar lo que quería hacer con él, que no era más que un juego. El juego es un esperpento en el que se aplica el mismo método del inicio del documental al documental.

Debo decir que The Corporation me parece brillante en su ejecución, original en su planteamiento, necesaria en el sentido que alguien debe hablar de estas cosas, en las que nos jugamos nuestro futuro, y revelador en muchos aspectos. Sin embargo, la primera parte (que no el resto) peca de una manipulación clara, sobre todo para quien tenga un primer contacto con estos temas, lo que me irritó en cuanto oportunidad perdida de iniciar una reflexión constructiva. Así que plantee el post como una especie de pequeño castigo, además en un momento (al mes de empezar el blog) en que apenas tenía lectores.

Sólo lo hice para demostrar que cualquier cosa, sea organización, biografía o trabajo intelectual, se puede deformar para que no pase el juicio «psiquiátrico». Aplicar exageradamente el mismo método que se hace en el documental. De hecho, lo llamé "funny farm" (manicomio) por eso, porque ese primer capítulo recordaba a la obra de Peter Weiss "Marat-Sade", donde los locos interpretan a cuerdos, y Sade (Moore) dirige la obra, pero al final, llevan sus papeles al límite, se "realimentan" y se comportan con aún más locura: lo que empezó siendo cuerdísimo se echa a perder.

No trataba de socavar sus argumentos, bastantes de los cuales me parecen muy consistentes. El comentario de Alvy es la demostración de esto que cuento: ni leyéndolo de buenas se entiende, así que imaginaros «de malas". Mal post, lo siento de verdad.

Esto de «de malas» lo digo por el segundo motivo para borrarlo: además de comentarios disconformes, que me parece natural, he recibido regularmente desagradables amenazas en mi mail y multitud de extraños trackbaks continuos en esa entrada. Ese es el segundo motivo de borrar ese post.

Mis disculpas tanto por escribirlo como por borrarlo.

#25 ping Alvy

Gracias por la explicación yo también me preguntaba por qué había sido borrado. Menos mal que para estos casos siempre nos quedará Archive.org.

Respecto a lo último, don't worry: como me dijo alguien una vez, como Internet es la autopista de la información a veces te encuentras con los típicos camioneros macarras (trolls y otras faunas), no hay que tomárselo mal, es parte de «estar aquí».

#26 ping Alvy

Por cierto que viendo el telediario se me ocurrió que han caído cuatro aviones en un mes y hay 350+ muertos es ahora cuando el gobierno y las empresas dicen que van a tomar medidas y publicar listas negras de empresas de bajo coste "no fiables", cuando esas empresas de existir siempre han existido, y de encontrarse una relación entre el "bajo coste" = "más accidentes" sería bastante terrible.

#27 ping Dave

#26 son 300 muertos en cinco (5) accidentes aereos, si has visto el mismo telediario que yo... :-))

Las compañias a las que se referia, no eran de bajo coste, eran compañias de "Bandera" y "Charter" de paises de Africa, Oriente Medio y algunos Latinoamericanos.

Tambien han dicho, que en automovil tienes 60 veces mas, de posibilidades de morir, que viajando a bordo de una aeronave.

#28 ping EduardoE

Para los del otro lado del charco, HBO lo va a dar en Lunes en las señales Este (la convencional) y Oeste. Pueden consultar la ficha en:

HBO-LA.TV - Sinopsis - La Corporación

#29 ping EduardoE

No sirve el enlace, te envía al selector de país para determinar los horarios correspondientes.

#30 ping Consultor Anónimo

Martínez, no creo que uno deba "avergonzarse" de haber escrito ese artículo. Lógicamente, cada uno escribe y borra lo que quiere, pero a mi no me parecía nada descabellado.

Es evidente para cualquiera (y otra cosa no deja de ser cierta miopía) que hay determinados autores (entre los que se encuentra M.Moore) que muestran cierta tendenciosidad en sus planteamientos. No quiero decir que lo que cuentan sea mentira, ni mucho menos. Es realidad, o mejor dicho, una parte de la realidad. Parte interesada.

A donde voy (y creo que es lo que Martínez quería hacer en su artículo) es que (lo digo sin haber visto el documental, más bien por mi experiencia previa con alguno de sus creadores) se pueden decir cosas ciertas, pero eso no le transforma a uno en objetivo ni en riguroso. Los autores tienen una tésis, y seleccionan la parte de la realidad que apoya esa tésis, sin hacer un balance con las cosas positivas que pueda tener una corporación.

Lo cual no es ni bueno ni malo, pero no está de más tenerlo en cuenta a la hora de ver el documental, que no debe convertirse en "la única realidad posible" sino en una parte de la realidad.

#31 ping martínez

Totalmente de acuerdo con Consultor Anónimo. Y de hecho no me avergüenzo del artículo, sino que pienso que estaba mal escrito porque es obvio que no se ha entendido. Simplemente lamentaba la oportunidad perdida de iniciar un debate social sobre las corporaciones por culpa de la carga ideológica del documental. Un derroche de creatividad sacrificado para envolver los sesgos. Triste porque al no ser el medio convencional para estos análisis, para muchos de los espectadores sería la primera y única interpretación sobre el tema.

#32 ping Alvy

Leí esto en el blog de Jorge Cortell que me recordó el documental: Monsanto patenta los cerdos. Genial.

#33 ping Nacho

¡ Qué bien que gente como Michael Moore sean tendenciosos ! ¿ O acaso no lo es la artillería -think tanks, mayoría de media- de "los del bando contrario" ?

#34 ping Guevarista

Soy de Argentina y realmente se me está complicando para conseguir una copia de la película, si alguien sabe dónde puede comprarse en VHS o bajar de la Web lo agradecería. En Emule no he tenido buenos resultados ya que la bajada se corta a poco de comenzar.