Por @Alvy — 1 de Marzo de 2016

El otro día tras ver Deadpool (altamente recomendable por cierto) estuvimos comentando sobre el aterrizaje en tres puntos que se parodia como no podría ser menos en una película de cachondeo salvaje sobre personajes con superpoderes. Se trata de una «maniobra» clásica de los superhéroes, las artes marciales y el anime/manga.

Mano-pie-rodilla son los tres puntos en los que descansa el peso de héroes y heroínas tras un aterrizaje o caída con estilo: una pierna muy estirada y el brazo opuesto extendido hacia atrás. Del mano de apoyo pueden usarse solo las yemas de los dedos o el puño para golpear y causar más destrucción.

Three Point Landing: Black Window

Y como esto tampoco es una ciencia exacta a veces el apoyo es con la rodilla o simplemente con la otra pierna flexionada, o con rodilla+pie… depende. Por otro lado dicen que el nombre Three Point Landing hace referencia también al «aterrizaje perfecto» de los pilotos de avión, cuando las tres ruedas del tren de aterrizaje tocan suelo exactamente a la vez.

Eso sí: pese a su belleza estética esta postura/movimiento es puramente de ficción, al igual que la polémica postura de la espalda rota: no tanto porque sea «imposible» de realizar (que no lo es) sino por su carencia de practicidad: cualquier otra forma de aterrizaje desde gran altura sería más conveniente y menos peligrosa. A menos que tengas superpoderes y quieras simplemente aumentar tu factor cool, claro.

Three Point Landing: Trinity

En el vídeo de Duncan Robson se explica mucho mejor, con los más grandes ejemplos de la cinematografía de animación y acción real de todos los tiempos.

Mis cinco aterrizajes 3PL favoritos: el de Trinity en The Matrix, el de La Viuda negra en Los vengadores, el de Iron Man, el de Babydoll en Sucker Punch y el de Patel en Scott Pilgrim contra el mundo. A cual más épico. (Una pena porque los de Silk Spectre y Night Owl en Watchmen no llegan a ser 3PL, ¡tsk!)

Con el tiempo parece que el aterrizaje de tres puntos se convirtió en una especie de «broma privada» de la industria del cine, al igual que el grito Wilheim que aparece en toda película en la que haya víctimas en escenas de acción. Si es una peli de superhéroes y alguien vuela o pega saltos por ahí, la probabilidad de que haya un aterrizaje de tres puntos es del 99 por ciento.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear