Por @Alvy — 1 de Mayo de 2016

En este vídeo de Filmmaker IQ John Hess explica todo lo que hay detrás de los CGI o imágenes generadas por ordenador principalmente en el cine. Como sabiamente dice en el fondo todo son matemáticas aplicadas a las coordenadas de los espacios 2D/3D: geometría, vectores y matrices.

El recorrido es básicamente cronológico y aunque el vídeo dura unos 15 minutos como casi siempre nos deja con ganas de saber más. Entre las técnicas que examina está la rasterización, el raytracing y el ray casting, explicando las ventajas y desventajas de cada una. Porque la que es rápida quizá no sea la mejor para dibujar las sombras o tenga problemas con la profundidad y solapamiento de los objetos.

{The Compleat Angler es el vídeo con el que Turner Whitted de los Bell Labs demostró en 1978 las posibilidades del ray-tracing: sombras, reflejos, objetos translúcidos… Todo en una película de 512 × 512 píxeles cuyos fotogramas necesitaron unos 74 minutos para generarse. Hoy en día se puede hacer lo mismo y mucho más en tiempo real, a unos 30/60 fotogramas por segundo.}

Hess data en películas como Toy Story (1995) y especialmente en Cars (2006) el momento en que se utilizaron las fórmulas completas para la generación de imágenes fotorrealistas mediante ray-tracing porque fue cuando la potencia del hardware para el cálculo lo permitió; hasta entonces siempre había que «buscar atajos» con resultados parciales, más o menos efectivos.

Pero como explica el narrador aunque el debate sobre efectos especiales y los gráficos generados por ordenador en las películas siga abierto hoy en día –y lo está diciendo un experto en cine amante de la informática y las matemáticas– lo importante es contar una buena historia. Algo que sin ir más lejos fue lo que hizo triunfar a Pixar.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear