Por @Wicho — 28 de Junio de 2013

Todos hemos pensado esto acerca de muchas –demasiadas– películas, pero Pedro Jorge Romero lo clava en Bandazos por el tiempo: Looper, de Rian Johnson:

Es un hecho universalmente aceptado que los villanos de película siempre hacen las cosas de la forma más alambicada posible. Un Goldfinger tras capturar a James Bond no lo mata de inmediato, sino que invierte grandes cantidades de dinero y recursos en cargárselo empezando por los genitales, preso sin duda de algún frenesí freudiano. De la misma forma, a cualquiera se le pueden ocurrir 20 formas de emplear una máquina del tiempo para cargarse a alguien sin tener que involucrar a terceros. Pero si los villanos de cine pensasen, la mayoría de las películas no existirían.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear