Logo Lainformacion.com
< Cajas de ordenador artísticas
Calendario cifrado (inverso) >

La brújula dorada

La brújula dorada. 3 estrellas: Entretenida pero con altibajos Chris Weitz. New Line Cinema 2007. Página oficial de la película.

Aletiómetro © New Line Cinema
Un aletiómetro © New Line Cinema

Lyra Belacqua es una niña de 11 años que vive en un universo paralelo muy parecido al nuestro, con muchos elementos muy similares sino iguales, pero a la vez con importantes diferencias, como por ejemplo el hecho de que el alma de las personas vive fuera de su cuerpo en forma de un animal conocido como daimonion que las acompaña en todo momento.

La única preocupación de Lyra es pasárselo lo mejor posible jugando con sus amigos por las calles de Oxford mientras estudia lo mínimo posible, aún a pesar de las regañinas del rector del colegio Jordan, que es donde Lyra vive y estudia.

Un día, por accidente, Lyra escucha una conversación acerca del Polvo, una misteriosa sustancia que une todos los universos existentes y que fluye de uno a otro.

Para unos, entre ellos Lord Asriel, el tío de Lyra, el Polvo es algo a estudiar porque podría permitir viajar entre los distintos universos, mientras que para el Magisterio, que es la organización que manda en el mundo de Lyra y dicta todas las normas, es algo maligno contra lo que luchar y cuya existencia debe ocultarse ya que opinan que está ligado al pecado original.

A pesar de la oposición del Magisterio, que parece dispuesto a cualquier cosa para impedirlo, Lord Asriel consigue finalmente financiación para montar una expedición científica para estudiar el Polvo y parte hacia el Norte con ese objetivo.

Poco después de la partida de Lord Asriel la señora Marisa Coulter visita el colegio Jordan y se ofrece a llevar a Lyra como ayudante en su próxima expedición al norte para encanto y regocijo de esta.

Antes de que ambas dejen el Jordan y Oxford trumbo a Londres para preparar el viaje Lyra recibe como regalo de despedida del rector del colegio un aletiómetro, un instrumento similar a una bruja dorada que permite a quien sepa usarlo saber la respuesta a cualquier pregunta, aunque el director le pide encarecidamente que mantenga en secreto que lo posee.

Algún tiempo después, ante los continuos retrasos en la partida con distintas disculpas, Lyra empieza a sospechar que hay gato encerrado y que la señora Coulter le oculta algo, por lo que decidida a averiguar qué es lo que pasa un día se pone a curiosear en uno de los cuartos de su casa en el que tiene prohibida la entrada, donde descubrirá un secreto horrible acerca de la señora Coulter que además involucra a sus amigos Billy Costa y Roger Parslow y que le hace ver claramente que tiene que ir al norte, aunque sea por sus propios medios.

Esta película lleva al cine Luces del norte, la primera novela de la trilogía de La materia oscura de Philip Pullman, así que es previsible que en un futuro cercano veamos las otras dos películas correspondientes a La daga y El catalejo lacado, y como suele pasar cuando has leído el libro que se corresponde con la película, y más con un libro como este, que está lleno de ideas y personajes desarrollados con profundidad, la película apenas roza la superficie de lo que cuenta el libro, y eso que dura casi dos horas.

No se qué impresión puede llevarse alguien que no haya leído el libro con algunos de los saltos que da la película, casi parece que metieron la tijera a la hora de montarla por donde les pareció y no se sabe muy bien por qué pasan algunas cosas.

Pero de todos modos esas casi dos horas se pasan rápido, en especial a los niños que ven la película y que salen por lo general preguntando que cuando ponen la siguiente, así que es una película que se puede ver aunque tengas que intentar olvidarte de la enorme diferencia que hay con el libro que adapta, libro de recomendada lectura junto con los dos que lo siguen, por cierto.