Por @Alvy — 10 de Febrero de 2017

Probablemente es para que compres más merchandising… Pero en cualquier caso es interesante el estudio que Retcon ha hecho sobre la evolución de los uniformes de las diferentes series y temporadas de Star Trek.

En esta evolución hay razones tecnológicas, como el advenimiento de la televisión en color a finales de los 60 (que hacía que se agradecieran los colores brillantes de Kirk, Spock y compañía), las «ganas de innovar» (especialmente en las películas) o simplemente los cambios de series y ambiente (de Star Trek: la nueva generación a Espacio Profundo 9 o Enterprise).

Entre otros detalles que los más trekkers apreciarán están los sutiles cambios que apenas se aprecian en algunos de los episodios finales de unas temporadas, o al inicio de otras, algunos uniformes que se usaron solo una vez (y se desecharon por incómodos o poco prácticos) o de dónde surgió la famosa maniobra Picard de recolocarse el traje cada dos por tres, tan propia de TNG.

Retcon también nos recuerda que los Klingon apenas han cambiado de uniforme, y relata anécdotas como que el traje de Riker en una de las películas de la saga lo tuvo que tomar prestado del Capitán Sisko de DS9. También lanza una teoría loca sobre que quizá los cambios tan frecuentes de uniformidad son una especie de «pistas» para los viajeros del tiempo de esas épocas, permitiéndoles identificar rápidamente en qué época se encuentran – pero es una soberana tontería, especialmente teniendo en cuenta que puedes preguntarle la fecha a cualquier ordenador de las naves.

¿Cambian nuestras modas y uniformidad en la actualidad tan a menudo como en las diferentes series? Si lo piensas, es probable. Además en los siglos venideros en los que los uniformes se conseguirán en impresoras 3D o replicadores un poco de mayor variedad sería lo más probable que veremos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear