Logo Lainformacion.com
< No vale hacerse el sordo con los ruidos
Un nuevo Nokia que no es nuevo >

Ya es oficial: Toshiba abandona el formato HD DVD

Se veía venir desde principios de este año y los rumores en los últimos días así lo aseguraban, pero ahora ya es oficial, pues el propio presidente de Toshiba comunicaba esta misma mañana de manera oficial que su empresa abandona la producción y todo desarrollo futuro en el campo del formato HD DVD, como se puede leer en Live from Toshiba's HD DVD press conference in Tokyo.

Quizá lo más sorprendente de todo es lo poco que ha durado esta guerra de formatos, que empezaba en junio de 2006 con la llegada de los primeros discos y reproductores Blu-ray a las tiendas en las que el HD-DVD ya llevaba unos meses, y lo rápido que se han precipitado las cosas, pues en septiembre de 2007 Sony aún no las tenía todas consigo.

Los perjudicados, como siempre, los consumidores, porque aunque Toshiba haya perdido millones en promocionar este formato del que según sus propias cifras sólo ha conseguido vender unas 730.000 unidades en todo el mundo entre reproductores y grabadores, serán los compradores los que se encuentren con un cacharro obsoleto en sus casas en poco tiempo, aún a pesar de que Toshiba se ha comprometido a comprar discos y vendérselos a sus clientes si los fabricantes de discos dejan de comercializarlos, o más bien sería cuando dejen de comercializarlos.

En España, como recuerdan en Soitu en Si tu obsoleto HD DVD tiene menos de dos años, estás a tiempo de devolverlo, los compradores de este formato podrían tenerlo mejor gracias a la Ley de Garantías, ya que esta podría permitirles devolver sus aparatos por «falta de conformidad» con el producto.

El que Toshiba haya tirado la toalla deja el campo abierto a Sony, que es la ganadora en esta batalla de formatos para suceder al DVD, con el Blu-ray, aunque habría que preguntarse si le va a servir de mucho ante la cada vez mayor importancia que tienen las descargas a través de Internet.

Y es que no se trata de una cuestión de calidad, pues que creo que nadie pondrá en duda que un reproductor Blu-ray conectado a una televisión HD Ready o Full HD se ve mejor que cualquier descarga que se pueda hacer, sino de conveniencia en cuanto a poder disponer de lo que el usuario quiera de forma más o menos inmediata y de poder hacer con esa descarga lo que le plazca sin las restricciones que los sistema DRM incorporados en el formato imponen.

Pero eso será otra batalla.