Logo Lainformacion.com
< Nova
Cómo sobrevivir a una caída de diez pisos >

Documental: La buena fortuna de los García-Pelayo

Ayer vi que el Canal de Historia, sin duda uno de mis favoritos (disponible en plataformas digitales) emitirá el próximo domingo 26 de noviembre a las 15.00 el documental La buena fortuna de los García-Pelayo que trata sobre la legendaria familia García-Pelayo y su ingenioso sistema para ganar a la ruleta en los casinos, tanto españoles como de todo el mundo, que pusieron en práctica a principios de los años 90, obteniendo pingües beneficios. Es una reposición, porque ya lo emitieron en Agosto, pero no pude verlo entonces. Lo repiten a las 23.00 y el lunes a las 11.00. A ver si puedo grabarlo esta vez y luego lo comento por aquí.

Actualización (26 de noviembre de 2006): Bueno, la verdad es que el documental está entretenido. Lo que más me ha sorprendido es que fuera de producción norteamericana; parece que es parte de una serie llamada Breaking Vegas que trata de diversos casos y aventuras similares sobre jugadores que intentan ganar a los casinos. El documental combina algunas entrevistas con los protagonistas (Gonzalo e Iván García-Pelayo) y algunos expertos con escenas dramatizadas rodadas por actores, mezcladas con imágenes reales de los exteriores del Casino Gran Madrid y de Madrid, por ejemplo – un aire más bien extraño.

El documental explica a grandes rasgos el sistema para la ruleta que emplearon los Pelayos en Madrid y luego en otros casinos de Europa y en las Vegas. Algunas tomas de las pantallas del ordenador parecían reales, y los programas estaban hechos en QBasic de Microsoft corriendo en un PC en MS-DOS (recuérdese que esto está situado en los 90). Uno de los datos que comentaron es que cada ruleta «sesgada» por motivos físicos tiene entre 9 y 12 números «buenos» que son los que más suelen salir, y que el márgen solía ser de un 6% a favor de los jugadores (en vez de un 2,7% en contra). Tal y como recuerda el documental, este sistema no tenía nada de novedoso: un siglo antes había sido empleado con éxito por Joseph Jagger, más conocido como «el hombre que saltó la banca en Montecarlo».

El resto del documental cuenta un poco la misma historia que el libro, en tono medio personal medio impersonal, aunque con algunos detalles curiosos como el hecho de que los García-Pelayo estuvieran enemistados hasta con los croupieres de todos los casinos porque se negaban siempre a dar propina, como parte de su sistema («cuando el casino gana, no te da propina a tí. Esto es un negocio, no una ONG»). También describen muy gráficamente el principal problema de este tipo de sistemas, que es que cuando empiezan a tener visibilidad, los casinos simplemente prohíben a los jugadores seguir aprovechándose, les expulsan y cosas así. Al final del documental, García-Pelayo cifra en unos 200 millones de pesetas netos (1,2 millones euros) los beneficios de los años que pasaron jugando a la ruleta.

En una escena extraña de uno de los momentos más emocionantes de su carrera, apuestan continuamente a los mejores dos números de una ruleta en Las Vegas, que resultan ser el 31 y el 8, pero sale todo el rato el 19 (que está entre medias de los otros dos) y que figuraba en una lista de números malísimos. Esto no lo entendí bien, porque se supone que los sesgos de las ruletas suelen ir por sectores, aunque tal vez esa casilla del 19 tuviera algún defecto que la hiciera especialmente mala.

El «clan» de Los Pelayos tiene por cierto hace tiempo también su propia web: Los Pelayos.