Por Nacho Palou — 12 de Abril de 2013

En Wired, Lawyers and Psychiatrists Answer the Tough Questions in The Walking Dead [peligro de spoilers].

Médica y legalmente es relevante el hecho de que el cerebro de un caminante aún funcione, aunque sólo sea el tronco del encéfalo y algunas otras partes "básicas".

En la mayoría de los Estados [de EE UU] la muerte legal se define por una versión de la Uniform Determination of Death Act, que establece que una personas está muerta cuando «hay un cese irreversible de las funciones circulatorias y respiratorios, o cuando hay un cese irreverseible de todas las funciones del cerebro, incluyendo las del tronco encefálico».

Si no fuera porque el corazón y los pulmones de los caminantes no funcionan los caminantes se podrían considerar legalmente vivos. Pero como en cambio están legalmente muertos no hay esperanza de hacerles responsables de las muertes que causen, ni por lo penal ni por lo civil.

El artículo está escrito por psiquiatras y abogados y desde tales ópticas considera distintos aspectos que rodean la situación narrada en la serie. Por ejemplo, con la ley en la mano los vivos, aún actuando con sus mejores intenciones «serían duramente juzgados» por muchos de sus actos, caso de las muertes por compasión para evitar que alguien que está a punto de morir se convierta en un caminante.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear