Por @Alvy — 27 de Octubre de 2017

En Minute Physics han dedicado un vídeo a clasificar y desgranar los diferentes tipos de viajes en el tiempo que se suelen dar en la ficción, no tanto desde el punto de vista técnico de la física o las máquinas que se utilizan para esos viajes, sino más bien conceptual.

{Aviso: Spoilers en potencia. El vídeo naturalmente incluye explicaciones y detalles de películas –principalmente antiguas– que puedes no haber visto, así que ya sabes.}

Tras un rápido repaso a los viajes perfectamente posibles y normales según la ciencia en sentido hacia adelante (El planeta de los Simios, El Juego de Ender) el vídeo se mete en harina con los viajes hacia atrás en el tiempo, que son sin duda los más interesantes.

En esas historias básicamente pueden suceder dos cosas: o quienes viajan en el tiempo se encuentran a sí mismos en el pasado (ej. Regreso al futuro) o no se encuentran (ej. Atrapado en el tiempo).

Luego está otra subclasificación según los viajeros del tiempo puedan afectar a la línea temporal de los acontecimientos modificando el futuro (ej. Las alucinantes aventuras de Bill y Ted) o no, lo cual suele entenderse como un cambio de línea temporal (o un salto a otro universo paralelo.)

En el vídeo se tratan también los casos de otras grandes películas del género como Looper, Primer y hay mención especial a Harry Potter y el Prisionero de Azkaban como meritoria historia en la que se ve trata el problema de forma ligeramente diferente.

Y es que uno de los problemas cuando el viaje en el tiempo no permite a los protagonistas modificar el futuro es el del determinismo y el libre albedrío, algo que tiene profundas implicaciones filosóficas y que no suele gustar mucho a la gente –tanto en las películas como en el MundoReal™– que es más favorable a que los actos y elecciones personales sean los que produzcan consecuencias y marquen el devenir de la historia, y a que todo sea lógico y consistente.

En otras palabras: si te encuentras a ti mismo recién llegado del futuro pero no puedes cambiar nada porque todo va a suceder exactamente igual a como sucedió originalmente, ¿dónde está la gracia? Por suerte en novelas y películas como La mujer del viajero del tiempo (que no menciona el vídeo) se puede ver que incluso eso puede ser interesante. Es una historia sobre viajes en el tiempo completamente consistente y «libre de paradojas».

Todo esto es un poco lioso, como siempre son las historias de viajes en el tiempo, pero afortunadamente es relativamente fácil dibujarlo con líneas, flechas y monigotes como magníficamente han hecho en Minute Physics.

§

Bonus: Clock Blockers, un cortometraje mencionado en el vídeo, en el que los saltos temporales se constituyen en táctica fundamental cuando un batalla entre dos contrincantes toma el estilo de los videojuegos.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear