Logo Lainformacion.com
< Feeds 2.0, agregador RSS
Entrevista a Kevin Mitnick en El País >

Galáctica, Estrella de Combate

Galáctica, Estrella de Combate (2004)

Estoy terminando de ver estos días la segunda temporada de Galáctica, Estrella de Combate que es sin duda alguna la serie revelación de la temporada, al nivel de Firefly por lo menos. Es un remake de la clásica y legendaria Galáctica, Estrella de combate de finales de los 70, que muchos devoramos con avidez en nuestra niñez

Entre la serie antigua y la nueva hay muchas diferencias, pero todas para mejor. Por una parte conservan la historia de una humanidad lejana y en claro riesgo de ser totalmente destruida, que viaja sin rumbo en una flota de naves gigantescas. Las naves de las colonias conservan su aspecto, así como los cazas Viper que han sido «modernizados», todo ello dentro del característico entorno militar y de acción de cada episodio. La excusa de enfrentarse a un enemigo «tecnológicamente superior» como los Cylon sirve para convertir Galáctica una nave «retro» como la original, en la que los teléfonos tienen cordón, las instrucciones llegan en papel, los indicadores son analógicos y las estaciones de trabajo y batalla apenas está interconectadas. Detalles geniales.

La nueva versión es una serie mucho más adulta: le dan otro aire a algunas de las líneas argumentales originales (quienes son los Cylon, por qué atacan a la Tierra, etc.) y ciertos personajes cambian radicalmente, como Starbuck o Boomer, que en la nueva versión son papeles femeninos, o el curioso Dr. Baltar, que tiene unas peculiares y constantes «visiones sexuales» con una Cylon con la que convivió durante algún tiempo (esto se hace extraño al principio, pero luego es de lo mejorcito de la serie). La Galáctica moderna es una serie mucho más adulta y sin duda oscura. Elimina los toques infantiliodes de la original (las novias tontas, los niños, el perrito-robot) y proporciona a cabo interminables horas de diversión con personajes netamente perdedores y con defectos – algo que los hace muy humanos, buscando el contrapunto a los odiosos andriodes Cylon. No son pocos los episodios de muerte y destrucción masiva, de agobio completo durante horas o días, algo bastante distinto a otras series donde las cosas siempre acaban bien al final del episodio.

Los Cylon no son ya robots de hojalata sino androides completamente evolucionados, apenas distinguibles de los humanos, en cierto modo muy a lo Blade Runner. Incluso pasan capítulos y capítulos buscando «su lado humano» como los replicantes de la película de Ridley Scott. No deja de ser curioso respecto a eso que el Comandante Adama esté interpretado 25 años después por Edward James Olmos, el inspector de policía Gaff que persigue a los «pellejudos» (término que también aplican a los cylon en un episodio, por cierto).

La primera temporada de Galáctica consta de trece episodios, a cual mejor (el tercero, 33 minutos es probablemente de los mejores que se han visto últimamente en cualquier serie), y la segunda de unos veinte, que también se superan a medida que avanza la historia. La versión en castellano, que es la que he tenido oportunidad de ver, está excelentemente doblada.

Se puede leer más sobre Galáctica en varios blogs que trataron el tema, como Battlestar Galactica (Cinco Reyes) y en dos posts estupendos de MalaCiencia dedicados a Los Vipers de Galáctica (los originales) y Los Vipers de la nueva Galáctica. Los más viejos del lugar pueden rememorar la serie original en Galáctica, Estrella de combate de Ciencia-Ficcion.com.

También está el web oficial en Sci-Fi Channel, en inglés: Battlestar Galactica.

Actualización: Pablo nos dice por correo que el episodio 20 de la segunda temporada es media hora más largo en la versión original de Estados Unidos que en la que se emitió en España, y que uno se puede «perder cosas interesantes» si ve otra versión que no sea la original. Como todavía no he llegado a ese episodio estaré atento a eso.

Más: Manel confirma que esos 30 minutos extra están sólo en los DVD que se venden en Estados Unidos, y que la tercera temporada en España se emitirá en el canal SciFi probablemente en vez de Calle 13 (en Digital+). También nos recuerda que la banda sonora es impresionante, y ciertamente así es.