Logo Lainformacion.com
< ¡Eok, eok, eok! El equipo español del Cubo de Rubik listo para el Mund
El Discovery ya está en la plataforma de lanzamiento >

Brain Man

4 estrellas: Muy interesante Brain Man (Channel Five, 2005) [Google Vídeo, 43 min., inglés; también disponible en las redes P2P]

Al acabar de leer Born on a blue day me quedé con las ganas de ver Brain Man, el documental que realizó Channel Five sobre Daniel Tammet y del que él mismo habla en el libro, así que tras buscarlo un poco enseguida lo tenía en mi disco duro; el problema ha sido encontrar el tiempo para acabar de verlo a pesar de que apenas dura 45 minutos [en YouTube está divivido en cinco partes].

El documental comienza con unos redactores de Channel Five sometiendo a Daniel a unas pruebas de cálculo, pidiéndole que les diga cuánto es 37^4 ó 13/97, y los redactores pronto comprueban no sólo que Daniel no tiene problema para darles el resultado, sino que tienen que usar un ordenador para comprobar las respuestas, ya que la calculadora con la que empiezan se queda muy por detrás de las habilidades de Daniel, que es capaz de ir casi hasta los 100 dígitos en los resultados.

Más tarde vemos como Daniel va recitando los 22.514 primeros dígitos de Pi en aproximadamente 5 horas y 9 minutos sin cometer ni un solo error y luego como lo envían al Salk Institute de Californa dónde Shai Azoulai y el Profesor V. S. Ramachandran lo someterán a distintas pruebas para comprobar si sus habilidades son reales o si está fingiendo, ya que por ejemplo es posible aprender a calcular mentalmente a velocidades enormes según demuestran unos niños japoneses que a los 12 años y tras mucha práctica en el uso del ábaco ya no necesitan tener uno delante para calcular sino que lo hacen mentalmente.

Por el camino Daniel hará varias paradas en las que conocerá a Kim Peek, la persona en la que está basado el personaje de Dustin Hoffman en Rain Man, y sus habilidades serán también sometidas a prueba en Las Vegas jugando al blackjack, donde consigue varias victorias seguidas una vez que decide seguir sus instintos y dejar de intentar contar cartas.

Al final del documental Daniel es enviado a Islandia con el objetivo de aprender a hablar islandés en una semana y así poder comprobar si la facilidad que dice tener para aprender nuevos idiomas es cierta o no, y a pesar del escepticismo inicial de la profesora que ha de enseñarle, ya que dice que incluso los propios islandeses reconocen lo difícil que es su idioma, Daniel sorprende a propios y extraños manteniendo una entrevista en islandés con dos presentadores de televisión sin ningún problema al cabo de esa semana.

Una multiplicación vista por Daniel TammetEntrelazadas con las distintas etapas del viaje se pueden ver comentarios de Daniel y declaraciones de expertos en el estudio del autismo y el funcionamiento del cerebro que por lo general expresan ya no asombro por sus asombrosas capacidades sino por lo milagroso que es que a pesar de su autismo sea capaz de expresar lo que siente y de intentar explicar sus procesos mentales, explicaciones y descripciones que en el documental se ven apoyados por diversos efectos visuales.

Esto representa una ventana al cerebro que nunca han tenido, y aunque el viaje de exploración no ha hecho más que empezar, para Sahi Azoulai Daniel puede convertirse en el punto de partida de campos de investigación totalmente nuevos, mientras que el Doctor Darol Treffert se pregunta si Daniel nos permitirá algún día responder a la pregunta de si todos seríamos capaces de desarrollar este tipo de habilidades, de si todos tenemos un «pequeño Rain Man» dentro de nosotros.

Y es que como dice Daniel hacia el final, «la línea entre una gran habilidad y una gran incapacidad parece extremadamente delgada».

En definitiva, un documental muy recomendable sobre esta extraordinaria persona, aunque como suele pasar, el libro es mejor.