Por @Alvy — 8 de Diciembre de 2017

Este trabajo de Tim Sessler tiene unas espectaculares imágenes de Nueva York con ángulos que parecen imposibles. Además del mérito artístico lo interesante es que está completamente grabado con la cámara de un iPhone 8 utilizando la app FilmicPro.

Otro de los secretos que encierra es que también se utilizó un estabilizador Freefly MoVI una especie de cardán de gama alta que probablemente cuesta bastante más que el propio iPhone – lo cual permite apreciar la importancia de una buena estabilización y movimiento.

Otro detalle genial que no se ve –casi dentro de la categoría «bricomanía fílmica»– es que el movimiento principal se consiguió con un Segway y una silla de ruedas eléctrica según las escenas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear