Por @Alvy — 25 de Noviembre de 2015

Jessica-Jones-1

{Sin spoilers}

Jessica Jones es una serie de Marvel para Netflix que ha llegado en el formato «ahí están los 13 episodios en tarifa plana», de modo que puedes vértela en dos o tres días si te engancha. Tiene detrás una muy buena historia, una producción adecuada y el aura del universo Marvel que la rodea para proteger y ampliar cada detalle que cuenta.

Jones es una detective privada venida a menos, con un pasado traumático, que desde el primer trailer deja entrever el porqué: tiene superpoderes. La serie se guarda muy bien de ir dosificando la explicación de cuáles son y hasta dónde llegan esos superpoderes y aunque en general tanto eso como otros detalles transcurren de forma un poco lenta (podrían haber contado lo mismo en la mitad de episodios) incluye los clásicos flashbacks para explicar los detalles y enlazar con otros arcos argumentales, personajes y series.

Jessica-Jones-3

Toda serie es tan buena como malvado es el supervillano. Y aquí el villano es sencillamente acongojante, cruel, miserable y para colmo británico. Un Moriarty moderno, un Lex Luthor con más estilo, un Doctor Maligno muy maligno. Y Jessica Jones debe debatirse entre unos cuantos dilemas «típicos de los superhéroes» para encontrarlo y acabar con él, superando además alguna extraña relación procedente del pasado. En muchas ocasiones la serie se comporta como otros thrillers recientes, con escenas finales que te dejan (un poco) colgado pero sin llegar al extremismo.

El resto de Jessica Jones es todo un homenaje al cine negro: esos detectives demasiado amigos de «la botella», esos despachos en los barrios bajos, con ese letrero de grandes letras «Investigadora privada» en la puerta y otros encantadores tópicos. Los productores tampoco olvidan dejar algunas perlas en las que aparecen referencias a los superhéroes del mismo universo y época, en especial a «lo sucedido en Nueva York cuando aparecieron los alienígenas», los Vengadores, Daredevil y algún otro personaje.

Jessica-Jones-2

El papel de Jessica Jones le va como anillo al dedo a Krysten Ritter, a la que conocíamos de algún episodio de Breaking Bad. Constantemente malhumorada, consciente de ser «especial» y con un irónico sentido del humor recuerda un poco a la Buffy de hace décadas: chicas poderosas donde las haya. Está acompañada por David Tennant (uno de los Doctor Who), Carrie-Anne Moss (ex-Trinity en Matrix, versión madurita) y otros secundarios que encarnan a personajes a cual más curioso.

No hace falta haber leído los cómics originales en los que aparece Jessica Jones, aunque los aficionados pueden querer echarles un vistazo como referencia. Wired recomendó leer todos estos, una lista la verdad es que muy amplia (y cara) pero también muy completa: Alias #1-28 (Jessica Jones: Alias, Vol. 1 a 4); Luke Cage, Hero For Hire #1-9 (Essential Luke Cage); The Pulse #1-14 (Jessica Jones: The Pulse); Daredevil Vol. 4, #8-10 (Daredevil Vol. 2: West-Case Scenario) y Patsy Walker: Hellcat #1-5 (Patsy Walker: Hellcat).

En definitiva: un buen producto Marvel para quien le gusten las historias de esos universos con seres diferentes, con dones y un tanto «especiales»; una entretenida historia completa en 13 episodios y una amalgama de detalles divertidos y curiosos que todo friki apreciará y los no-frikis encontrarán cuando menos entretenidos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear