Por @Wicho — 19 de Enero de 2015

4 estrellas: muy entretenida La Gran Guerra Marciana (Canal Historia, 2014).

En el verano de 1913 un misterioso objeto en apariencia procedente de Marte se estrella en lo más profundo de la Selva de Bohemia. El Kaiser envía a sus tropas a investigar, y estas desaparecen sin dejar rastro.

A los pocos días los pueblos y ciudades alemanas empiezan a ser atacadas por misteriosas máquinas ante las que no parece haber defensa posible, por lo que pronto el Kaiser pide ayuda al resto de Europa, de tal modo que se forma una alianza entre países que apenas unas semanas antes estaban a punto de enfrentarse entre ellos.

Con grandes sacrificios humanos y materiales los aliados consiguen detener la ofensiva marciana, aunque cualquiera de los intentos de recuperar el terreno perdido termina en un gran fracaso.

La gran guerra marciana

Sólo la captura y análisis de una de las máquinas de guerra de los marcianos mediante un arriesgado plan que incluya la construcción de una mina permite a los aliados concebir alguna esperanza de enfrentarse a ellos, aunque eso no será suficiente.

La única opción para no sufrir un colapso por falta de recursos humanos y materiales a corto plazo pasa porque los Estados Unidos entren en la guerra, algo a lo que se niegan.

Finalmente, la humanidad consigue –aparentemente– derrotar a los marcianos, usando un arma biológica, pero con un precio en vidas humanas inimaginable, un precio que además no habrá de pagar en los campos de batalla sino fuera de estos y ya terminada la guerra.

Una victoria que además algunos ponen en duda cuando cerca de cien años después de comenzar la guerra se descubre que uno de los veteranos de esta había conseguido descifrar la escritura de los marcianos, revelando lo que parece un secreto que pone la guerra bajo una perspectiva totalmente distinta.

Mezclando elementos de la primera guerra mundial, la Guerra de los Mundos de H. G. Wells, y la mal llamada gripe española, La Gran Guerra Marciana es un mockumentary, un falso documental, que cuenta esta guerra como si hubiera sido un hecho real desde el punto de vista de dos historiadores, uno oficialista, otro más conspiranoico, así como a través de los testimonios de veteranos de guerra y de personas que la vivieron; muchas de las escenas incluyen tomas reales de la primera guerra mundial para darle más realismo.

Muy entretenido y recomendable, en especial si eres fan de H. G. Wells.

(Vía @maqqem).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear