Por @Alvy — 14 de Agosto de 2008

Al portavoz bocarrana de Telecinco le han durado menos sus afirmaciones que a Apple los iPhone el día del lanzamiento: Condenan a Telecinco a pagar 31.252 euros por emitir sin permiso Remington Steel. Lo más divertido es que el caso proviene de 2000, cuando ni siquiera existía YouTube. A ver qué sucede cuando la (ultralenta) justicia llegue a esta nueva era…

Compartir en Facebook  Tuitear