Por @Alvy — 14 de Abril de 2013

¡Ah! Ese tono verdoso en las imágenes, esas copias casi imposibles de seguir con la mirada, esa parsimonia… ¡Qué recuerdos! En fin, Smith siempre será Smith, con permiso de todo el malware del mundo.

(Hay que verlo hasta el detalle final, por cierto.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear