Por @Alvy — 17 de Diciembre de 2014

Buffy-Angel
Arriba: versión remasterizada y en 19:9, donde «los vampiros toman el sol»
Abajo: versión original «oscura y tenebrosa», en 4:3

Fox’s sad attempt at revamping Buffy is ruining the slayer (en The Verge) cuenta con todo detalle uno de los mayores desastres de las series de las últimas décadas: la restauración de la 20th Century Fox de la serie de culto Buffy Cazavampiros para su emisión en HD.

Al igual que con tantas series de la época, Buffy se rodó en formato 4:3 que era el que mejor se adaptaba a los televisores: nada de panorámico 16:9 ni nada más parecido como en el cine. Todo un problema de aspecto. Así que las leyes de la geometría dicen que si en un futuro has de hacer un «recorte», algo te has de dejar. En el caso de Buffy suceden dos cosas para desgracia de los espectadores: o se pierden grandes zonas de la imagen o de repente aparece parte del equipo de rodaje alrededor de los personajes (!)

Otro problema tiene que ver con el color: al remasterizar para alta definición una serie originalmente oscura y tenebrosa el resultado es casi ridículo por los vívidos colores de muchas escenas. En algunas surgen fallos tan absurdos como que escenas nocturnas parecen diurnas (!) Y, claro, tratándose de una serie de vampiros con aversión a la luz eso produce extrañas inconsistencias, como ver a alguno de los protagonista de ultratumba tumbado tomando el sol plácidamente en vez de estar bajo el tenue reflejo de la Luna.

El caso es que incluso Joss Whedon, su creador, ha dicho que la adaptación es un sinsentido. Lo cual es un tanto irónico, porque otra de sus grandes series, Firefly, se grabó en panorámico pero luego la Fox la recortó para emitirla por televisión.

¡Ah! Y para quien le interesen estos temas, cómo no recomendar de nuevo el famoso Everything you need to know about aspect ratio de FilmMaker IQ.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear