Por @Wicho — 28 de Octubre de 2015

Sí, lo de las patatas es factible

Ayer asistí a la primera de las charlas del ciclo Spoiler Científico que han organizado los Museos Científicos Coruñeses, donde trabajo en el MundoReal™.

La «víctima» de esta primera charla fue Marte (The Martian), que Borja Tosar y Xavi Fonseca se encargaron de analizar desde el punto de vista científico.

Mientras preparamos el podcast correspondiente, aquí van los principales puntos «delicados» de la película. Obviamente, hay spoilers, así que si no la has visto o no has leído el libro (deberías hacer ambas cosas) sigue adelante bajo tu propia responsabilidad:

  • La principal fantasmada de la película, como las denominaron Borja y Xavi, es precisamente la tormenta que desencadena todo el argumento: la atmósfera de Marte es muy tenue, tanto que aunque soplen vientos de varios cientos de kilómetros por hora estos no tendrían la fuerza suficiente como para mandar una antena volando, ni a Watney, ni mucho menos para tumbar el MAV.
  • Otra son los trajes que llevan en Marte los protagonistas, que con sus cuerpos de gimnasio les quedan muy bien, pero que en realidad tendrían que ser más bien trajes tipo muñeco Michelín para mantener una presión en su interior que les permitiera respirar; la protección contra la radiación presente en la superficie de Marte también sería un factor a considerar, aunque ahí podemos concederle el beneficio de la dura a Andy Weir, el autor, cuando dice que se han inventado nuevos materiales que se encargan de esto.
  • El habitáculo en el que Watney pasa más de un año también tiene sus problemas: de nuevo las radiaciones son un problema, y mientras para una misión de 28 días podría valer una instalación en la superficie, para una estancia más larga habría que proteger más el hábitat. Una opción sería enterrarlo con regolito marciano, que en muchas partes tiene un alto contenido de basalto, que es una buena protección contra las radiaciones. De nuevo Weir puede jugar la carta de los nuevos materiales, pero bueno…
  • Y, finalmente, la Hermes: es extremadamente lujosa y enorme; tanto espacio en el espacio es una carga enorme para los sistemas de soporte vital; esos ventanales enormes en una nave que está en el vacío… Por no hablar del precio de construir algo así.

Pero por lo demás Marte pasa con buena nota el examen de Borja y Xavi, aunque hay temas como el método usado por Watney para generar agua que, aunque plausible, es de un MacGyverismo elevado, por no hablar del «modo Ironman» del final de la película y que en el libro ni sale.

Borja y Xavier aprovecharon también para hablar de Marte y los viajes espaciales desde un punto de vista científico, con lo que la charla fue doblemente interesante.

Tenemos la intención de que Spoiler Cienífico se prolongue en el tiempo, y de hecho y hay programada una segunda charla para el próximo 24 de noviembre, en este caso dedicada a Interstellar.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear