Por @Wicho — 17 de Noviembre de 2012

Esto es precisamente lo que se plantea Nacho Vigalondo en el corto Cambiar el mundo cuando su protagonista se despierta una mañana y comprueba que puede hablar con sus copias en otros universos paralelos.

¿Podrían ponerse todos de acuerdo para hacer algo? ¿Podría el más recientemente creado acumular la sabiduría de los demás? ¿Sería eso una especie de superpoder?

(Mil Inviernos, vía @vigalondo, lo parece es totalmente adecuado al tema que plantea el corto).

Compartir en Facebook  Tuitear