Por @Alvy — 14 de Septiembre de 2015

fsociety

En HackerTarget se entretuvieron en revisar todas las escenas de Mr. Robot –nuestra nueva serie de hackers favorita– para ver qué herramientas y técnicas utilizan los hackers protagonistas en sus andanzas entre el bien y el mal a ambos lados de las consolas.

Entre las más destacadas están todas estas:

  • Kali, una distribución especial de Linux para pruebas de penetración. Una herramienta poderosa que de hecho es «ilegal» en diversos países.
  • Wget, el programa típico para hacer peticiones HTTP y y descargar páginas para examinarlas.
  • El bug Shellshock para «entrar hasta la cocina».
  • John the Ripper, un clásico entre los clásicos para realizar la rutinaria tarea de crackear contraseñas protegidas por todo tipo de cifrados utilizando diccionarios, listas de palabras y otras técnicas.
  • Canbus, para quien necesite hackear un coche.
  • La técnica de dejar un USB perdido tirado en el suelo para que alguna víctima lo inserte en su ordenador.
  • Bluesniff
  • Meterpreter
  • Social Engineer Toolkit para crear sitios web falsos, lanzar phisings y correos falsos de manera sencilla.

Aparte de todo esto a lo largo de la serie pueden verse algunos ejemplos y menciones a las técnicas de ingeniería social tan comunes como complemento a todo ataque técnico, con el protagonista llamando por teléfono para hacerse pasar por otra persona, extraer datos e información a base de preguntas con respuestas conocidas a las que se añaden otras preguntas importantes cuya respuesta se quiere averiguar.

Definitivamente Mr. Robot es una serie que cuida mucho los detalles y en el terreno técnico lo están bordando: siempre dentro de lo que debe ser una historia entretenida y que no aburra. Teniendo en cuenta a los creadores de la mayor parte de las historias similares la fidelidad a la realidad simplemente les importa un pito y no contratan ni a un mísero consultor para que les recomiende unas pantallas decentes… ¡Qué menos que mostrar nuestra apreciación hacia ella!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear