Por @Alvy — 16 de Mayo de 2016

Si intentas joder el pasado, el pasado te joderá a ti.

– regla del viaje en el tiempo
en 11.22.63

11.22.63: en formato anglosajón, el 22 de noviembre de 1963. Fecha significativa, el día que asesinaron a John F. Kennedy. Uno de los momentos más rodeados de conspiranoia, libros de «investigación» y análisis policial y político del siglo XX.

Ni más ni menos que Stephen King recuperó el tema en una novela del mismo título, 22/11/63, que dicen que es incluso mejor que la serie que ahora ha producido junto con el mismísimo J.J. Abrams. Pero con un toque totalmente diferente: un peculiar viaje en el tiempo para salvar a JFK de su inevitable final… Y toda la historia está en manos de un profesor de literatura que no sabe muy bien cómo ni por qué está viviendo todo eso que vive.

El trailer de la serie ya prometía; su tratamiento de miniserie limitada (ocho episodios y fin, como la novela) garantiza además que el tema está tratado sin los problemas típicos de la series: si se renovarán o no, si hay que dejar arcos abiertos para futuras temporadas… Aquí nada de eso hace falta, aunque varios «trucos marca J.J. Abrams» son más que evidentes.

Sin entrara en spoilers, simplemente apuntar algunos de los detalles espaciotemporales que se desvelan como obvios nada más empezar: el mecanismo del viaje espaciotemporal no se explica, queda como algo mágico y misterioso. Eso sí, se se conocen algunas de sus reglas y limitaciones; por ejemplo siempre que se viaja hacia atrás en el tiempo –ya sea una o mil veces– se llega al mismo instante (un día cualquiera de 1960). Otra es en cambio la más importante: si se intenta cambiar el pasado, el pasado se resiste: hace todo lo físicamente posible por evitar que alguien llegue a un sitio en el momento adecuado, ya sea estropeando un coche, bloqueando una puerta o provocando una tormenta.

La historia además mezcla una buena pila de documentación «oficial» con otra inventada, de modo que los personajes clásicos de la conspiranoia aparecen casi en su totalidad (Oswald, Zapruder el FBI, la CIA) así como otros de historias paralelas que acaban confluyendo al final para darle un sentido a todo lo sucedido.

Tanto para aficionados a los viajes en el tiempo como a las conspiranoias esta miniserie es digna de las listas de «obligatoria». Actualmente se emite en Hulu y también puede verse en otros sitios en los que esta web de series y películas todavía no está accesible.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear