Por @Alvy — 25 de Octubre de 2013

Ambientada en 2019, a Blade Runner se la categoriza principalmente como película de ciencia-ficción por aquello del futuro y los androides, pero paralelamente también es una excelente película de cine negro, el tradicional género de los detectives perdedores, los ambientes sórdidos y las cloacas de las ciudades.

Ches Desmond lo demuestra con esta remezcla en la que ha eliminado el color y remontado algunas de las escenas con parte de la banda sonora original pero al estilo de los años 40: una especie de «versión en la que se busca acentuar el lado negro de la obra». Un gran trabajo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear