Por Nacho Palou — 8 de Mayo de 2016

Hace mucho tiempo, en un guión muy, muy, lejano...

Mark Hamill revelaba en The Sun cómo iba a ser inicialmente la escena inicial de El despertar de la fuerza,

En la escena de apertura inicial lo primero que aparece flotando en el espacio es una mano con un sable láser, una mano cortada que entra en la atmósfera de Jakku. La mano se quema en la atmósfera mientras que el sable cae a tierra. Entonces aparece una mano no humana, que podría ser de Maz [el personaje que en El despertar custodia el sable de Luke], que coge el sable. Y a partir de ahí comienzaba la película.

Hay que un poco así para plantear que la entrada en una atmósfera mínimamente densa de una mano humano humana con un sable [presumiblemente la de Luke, cuando Darth Vader se la corta en El imperio contraataca] únicamente quemaría el tejido orgánico —la mano congelada— mientras que el sable permanecería intacto y hasta funcionando después de atravesar la atmósfera y caer desde miles de metros de altura contra el suelo —aunque sea arena.

En el MundoReal™ incluso restos de satélite y de naves espaciales mucho más grandes y con más masa que un sable se queman y se destruyen normalmente por completo al entrar en la atmósfera terrestre, habitualmente desintegrándose antes siquiera de acercarse al suelo, incluso cuando su masa es de varias toneladas.

En The Verge, en The ridiculous way The Force Awakens almost opened, recrean la estúpida escena en el vídeo de arriba.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear