Por @Alvy — 9 de Diciembre de 2014

The Knick / Cinemax

Ando estos días enganchado a The Knick (de Steven Soderburgh), una serie de diez episodios producida por Cinemax y protagonizada por Clive Owen que se podría resumir de muchas formas, pero por abreviar: Un Dr. House en el Nueva York de 1900.

Desde luego no es exactamente como House, aunque como buena serie de hospitales y médicos comparte muchos componentes: el protagonista superdotado, el amplio elenco de personajes con todo tipo de defectos y virtudes y la siempre complicada tarea de gestionar un hospital, mayor todavía en aquella época.

Trabajar como cirujano en el Knickerbocker a principios del siglo XX era mucho más enrevesado de lo que podríamos pensar. La ambientación de la serie, que @CristinaMacia ha bautizado como steamedical (steampunk + medical) es completamente genial. Esto incluye tanto las situaciones durante las operaciones como los cachivaches: los «recién inventados» rayos-x (incluso aparece Edison por ahí), el uso cotidiano de la cocaína o la llegada de la electricidad.

Ya sabemos que la medicina no es que sea precisamente la más exacta de las ciencias, pero el hecho es que mucha gente moriría hoy en día demasiado pronto si no se hubieran producido ciertos avances tecnológicos y médicos. Esta serie es en el más amplio sentido un gran homenaje a este hecho. ¡Ah! Y también hay que decir que es bastante «gráfica» en cuanto a la carnicería, no apta para almas débiles que no soporten ver la sangre (y demás) en todas sus variantes.

Además, como dice uno de los lemas de la serie, «la medicina moderna tenía que comenzar en algún sitio». Y lo que podemos encontrar en The Nick es precisamente un ambiente y unas historias en las que se combinan prácticas con teoría, logros científicos y relaciones humanas de todo tipo –recordemos que la sociedad en 1900 era todavía muy diferente de la que vivimos hoy en día– que bien merece la pena repasar.

De momento ya hay diez episodios de The Knick y la serie parece haber ido suficientemente bien como para que encarguen una segunda temporada. Ideal para una fría veladaa navideña.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear