Por @Alvy — 11 de Marzo de 2015

Queeeeeé casualidad que los terremotos siempre ocurren en la zona de Hollywood, siempre hay olas gigantes que engullen el Golden Gate (¿cuántas películas ya?) y que los protagonistas pueden correr y saltar como si tuvieran superpoderes en las más pintorescas situaciones (ej. rascacielos derrumbándose).

Bueno, ¡es cine!

Y en cualquier caso estamos hablando de la falla de San Andrés, un fenómeno natural qua aproxima las ciudades de Los Ángeles y San Francisco unos 4 o 5 centímetros cada año, que ya causó el gran terremoto de San Francisco en 1906 y que actualmente causa muchos más cada semana – hasta que un día, ¡pum! Adiós costa de California. La única cuestión es cuándo.

Mientras tanto, palomitas y a disfrutar y reírse un rato.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear