Por @Alvy — 21 de Octubre de 2015

21 de octubre de 2015 programado en la máquina del tiempo

Marty McFly: ¿Dónde estamos? ¿Cuándo estamos?

Doc Brown: Estamos descendiendo hacia Hill Valley, California, a las 4:29 de la tarde del miércoles 21 de octubre de 2015.

Marty McFly: ¿2015? Quieres decir que… ¿estamos en el futuro?

Pues sí. El futuro era esto.

No tenemos máquinas del tiempo (que sepamos) ni patinetes voladores (al menos en el sentido estricto) ni las zapatillas Nike Mag se atan solas (aunque se pueden comprar réplicas de forma muy, muy limitada).

Pero tenemos Internet en vez de faxes de papel térmico, mejores pantallas de las que había «casa McFly» y al menos no se ha estrenado Tiburón 19.

Mmm… Algo no cuadra.

Hace tres décadas 2015 fue el año elegido como un «futuro cercano» a tiro de una generación para trasladar la acción de la segunda parte de Regreso al futuro a un punto donde reencontrar a una familia completa «con la misma edad». Pero lo allí sucedido convierte 1985 –del que en la película hay dos, el alternativo y el normal– en un tiempo totalmente distópico, caótico y terrible que nadie desearía… y todo debido a una especie de desdoblamiento de la historia temporal que ha de ser resuelta como parte de la trama de la película. Desde ahí se catapulta a los personajes a la tercera y última parte de la trilogía mucho más atrás en el tiempo, donde nuevamente encuentran todo tipo de dificultades para «regresar».

Como decía Marty en la película ante un impresionado Doctor Brown: «Pero… ¿Qué ocurre en el futuro? ¿Acaso nos hemos vuelto todos… gilipollas?» Bueno, estamos como estamos. Es una forma de verlo.

Quienes en plena adolescencia tuvimos la suerte de vivir esta trilogía en la pantalla grande –y la hemos revivido decenas de veces en estos años– imaginábamos un 2015 como aquel, con sus detalles buenos y detalles malos, con autopistas para coches voladores, comida miniaturizada y energía de fusión que funcionaba con basura. Y quizá con máquinas del tiempo. ¡Snif!

No todo eso ha llegado, pero valga como homenaje dedicar en el blog este día tan especial a revisar con diversas anotaciones la que sin duda es una de las más importantes películas sobre viajes en el tiempo –si no la que más– además de algún «extra» temático.

Todos los enlaces del #BTTFday

Bonus

Otros materiales que vieron la luz el día del homenaje:

_____
Como es bien sabido y se ve al principio de la Parte II de la trilogía, Marty, Doc y Jennifer realizaron su salto temporal hasta nuestros días a las 16:29 del 21 de octubre de 2015 (hora de la costa oeste en los EE UU). Esto equivaldría a las 01:29 de mañana día 22 en Europa, pero nosotros en cualquier caso vamos a celebrarlo durante todo el día de hoy, de 00:00 a 23:59. Cosas de la flexibilidad del espaciotiempo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear