Logo Lainformacion.com
< ¡Oh… Matrix!
Las mejores ilusiones ópticas de 2012 >

La conexión astronómica de Qué bello es vivir

Durante unos años Qué bello es vivir, la película de Frank Capra protagonizada por James Stewart, fue todo un clásico de la programación televisiva navideña porque por un error de la empresa que era titular de los derechos de autor esta quedó en el dominio público y a las televisiones no les costaba nada emitirla.

Pero en cualquier caso hoy quería hablar de las maldades del copyright sino traerla a colación por la referencia astronómica que contiene al principio.

Seguro que te suena la escena del principio en la que San José le explica a Clarence en qué va a consistir su trabajo. En ella están representados por unas nebulosas que se iluminan según cada uno de ellos habla:

San José y Clarence
San José y Clarence en Qué bello es vivir

Pero la cosa está en que estas nebulosas no son un invento de Capra ni de nadie de su equipo, sino que existen en el MundoReal™ y son conocidas como el Quinteto de Stephan:

El Quinteto de Stephan
El Quinteto de Stephan

Según cuenta Víctor R. Ruiz, que es gracias a quien descubrí esta curiosidad:

«El Quinteto de Stephan es un grupo de cinco galaxias situados en la constelación de Pegaso y puede verse con telescopios de aficionados. El grupo recibe el nombre de su descubridor, el francés Édouard Stephan, quien las catalogó en 1877 desde el Observatorio de Marsella. Cuatro de las galaxias pertenecen realmente a un grupo físico que está interactuando y colisionando, situado a 270 millones de años luz de nuestra propia galaxia, la Vía Láctea. En las colisiones de galaxias, se activa la formación de estrellas, debido al choque de las nubes de gases intergalácticos. Curiosamente, la quinta galaxia está situada a solo 39 millones de años luz, pero la perspectiva nos engaña».