Por @Wicho — 24 de Enero de 2016

Naves y otros vehículos del Despertar de la Fuerza por Jason Fry y Kemp Remillard

La civilización galáctica depende de tecnologías milenarias. La comunicación y el transporte a velocidades subluz son el pan de cada día, e incluso los objetos más corrientes rezuman energía informática. Las diferentes facciones tienen mano de obra barata e impersonal: droides bajo un sinfín de formas en incontables planetas que desempeñan tareas demasiado complejas, tediosas o peligrosas para sus propietarios biológicos. También poseen armas aterradoras y un contingente defensivo para neutralizarlas. A lo largo de la historia galáctica la guerra ha incentivado los avances en tecnología de hiperimpulsión, generación de escudos protectores, armas, sensores y herramientas gravitatorias. Y el conflicto en el que se haya ahora la galaxia no es ninguna excepción. La Primera Orden se ha movilizado con los horribles productos de sus laboratorios secretos de investigación.

4 estrellas: precioso, aunque con algo de relleno Star Wars. El Despertar de la Fuerza. Naves y otros vehículos en detalle. Textos de Jason Fry; ilustraciones de Kemp Remillard. DK 2015. 48 páginas.

Una de las cosas que más molan de las películas de ciencia ficción son las naves y vehículos que salen en ellas, y este libro muestra en detalle como funcionan algunas de las de El despertar de la Fuerza, con descripciones de para qué son usadas y cortes esquemáticos que muestran sus componentes principales.

Speeder de Rey
Speeder de Rey – clic para ver en grande

Quad jumper
Quad jumper – clic para ver en grande

Este libro incluye doce de las naves y vehículos, así como una tabla comparativa de tamaños; la pieza central es un desplegable del Finalizador, el buque insignia de la Primera Orden.

Quad jumper
HalconMilenario – clic para ver en grande

Lo peor del libro, unas cuantas dobles páginas desperdiciadas con fotogramas de la película que realmente no aportan nada, y una traducción un poco chapucera en algunas cosas, quizás causada por las prisas por sacar el libro a tiempo de las navidades de 2015.

Pero si te gustan los cortes esquemáticos de vehículos, te encantará.

Compartir en Facebook  Tuitear