Por @Alvy — 24 de Octubre de 2017

Aunque los pinball (en España también conocidos como «máquinas de bolas» o flippers) vivieron sin duda mejores tiempos, todavía se fabrican y venden lo suficiente como para justificar un negocio que tiene el encanto de lo antiguo en la era de los juegos digitales. Los modernos pinball, eso sí, usan ledes en vez de tubos fluorescentes y bombillas, tienen grandes pantallas en color en vez de numeritos mecánicos y, lo que es más curioso, siguen fabricándose de forma bastante artesanal.

Como cuenta el responsable de Stern Pinball en este «videoreportaje a toda velocidad» que ha publicado The A.V. Club en la fabricación de una de estas máquinas participan entre 30 y 40 personas, empezando por diseñadores y programadores. Una vez concebido cómo será el juego el asunto pasa a la fábrica, donde hay todo un laborioso y encantador proceso que requiere semanas.

Pinball Star Trek

En un pinball puede haber unas 3.500 piezas distintas; hay que encargarlas todas, recibirlas y clasificarlas en los almacenes, además de hacerlas pasar por un control de calidad. Se comprueban más o menos el 20 por ciento; si un 3% de ese 20 por ciento falla por alguna razón, se devuelve el lote.

Aquí no tenemos robots ni nada de eso.
Sólo gente con mucho talento fabricando máquinas.

El proceso de colocación de fabricación de cada módulo del juego, el ensamblado de cada pieza y la conexión de todo el cableado es completamente manual y se realiza en una cadena de montaje. Allí se van situando las piezas y el tablero de juego en la cabina de la máquina, probándola con ayuda de un ordenador – no muy diferente a como se prueban otros chismes electrónicos o los automóviles.

Pinball Piratas del Caribe

Lo último que se coloca en la máquina son algunos de los elementos decorativos, impresos en alta resolución. Dicen que si tienes un pinball y se te raya la pintura envían a un artista a hacer un repaso con sus botes de pintura.

Tras las pruebas finales, máquinas con temáticas como Star Wars, Ghostbusters, Aerosmith, Star Trek o Juego de Tronos quedan listas para enviar a los clientes. Stern Pinball dice que la mitad de sus máquinas las vende en el extranjero.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear