Por @Alvy — 28 de Enero de 2011

Un cubo de Rubik de 17×17×17

Un cubo de Rubik de 17×17×17, ahí es nada. Es obra del legendario diseñador de puzzles Oskar van Deventer, y para construirlo utilizó -además de mucha paciencia- una impresora 3-D especial que «imprime» pequeñas piezas de plástico: 1.539 en total, para ser exactos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear