Por @Alvy — 26 de Febrero de 2016

Eso no es una luna...

- Obi-Wan Kenobi

Esta bestialidad que hay que levantar con carretilla elevadora es un auténtico terror tecnológico: una Estrella de la Muerte construida con 500 000 piezas de Lego, una cantidad desmesurada se mire como se mire. Además de todo tipo de pequeños detalles incluye el obligatorio superláser con un devastador poder destructivo y diversas naves tanto imperiales como de la Alianza Rebelde que sobrevuelan la estructura. Dicen que también tiene efectos especiales.

En su creación han trabajado 15 expertos constructores (no sabemos si trabajadores autónomos o no, pero sabían el riesgo que corrían) y necesitaron tres meses a tiempo completo. El peso de esta réplica a escala del superarma del imperio es de unos 860 kilogramos: no será fácil que te la puedas llevar en una caja de la tienda. Por no hablar del precio, que aunque sean menos de los 515 trillones de euros que tuvo que desembolsar el impero tampoco será calderilla.

La Estrella de la muerte definitiva estará instalada en el Miniland Windsor de Inglaterra a partir del 11 de marzo.

(Vía Technabob + Comic Book Resources + Nerd Approved.)

Bonus cruel, vía ChickGeek:

Alderaan

Compartir en Facebook  Tuitear