Por Nacho Palou — 14 de Diciembre de 2016

Augmented Climbing combina dos entretenimientos en uno: la tecnología de realidad aumentada permite jugar al Pong (uno de los primeros videojuegos) mientras se hace escalada artificial.

La parte física del juego no tienen ningún misterio ya que se trata de una pared con fijaciones a las que agarrarse para desplazarse verticalmente; la parte virtual consta de un proyector y cámaras que siguen los movimientos del cuerpo. Durante la partida los dos jugadores deben desplazarse usando las fijaciones para rebotar la bola al contrario con cualquier parte del cuerpo. Sin caerse, claro.

La misma tecnología de proyección de imágenes sobre la pared de escalada sirve también como guía para escaladores nóveles, indicando a qué fijaciones debe agarrarse para ascender (dependiendo de donde se encuentre); también reta a los escaladores a seguir una ruta o ascender hasta alcanzar cierto punto de la pared siguiendo la ruta más rápida, resolver problemas por el camino, o guardar un registro de la “partida”, entre otras posibilidades y juegos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear